El triunfo del lujo y la vida rural en Sóller

Cuando el lujo y vida rural se combinan a la perfección

A muchas personas les cuesta combinar las palabras lujo y reciclaje en la misma frase, pero en Ecocirer, el nuevo hotel rodeado de arte que en marzo abrió sus puertas en Sóller, los visitantes quedarán gratamente sorprendidos e impresionados al ver que estos dos conceptos se fusionan armónicamente.

De pequeña, a la mallorquina Bárbara Martí le encantaba arreglar sus juguetes. Reciclaba los viejos, introducía mejoras y descubría nuevas formas de utilizarlos. Se puede afirmar que para ella restaurar y mejorar lo que le rodea constituye una pasión innata. Esto también está relacionado con su trabajo como terapeuta de prisiones, labor que desempeñaba en Holanda, país en el que conoció a su futuro marido, Martjin. Cuando optaron por mudarse a Sóller para cambiar su estilo de vida, decidieron dar rienda suelta a otra de sus pasiones, y abrieron Ecocirer (nombre que ella eligió en honor a un cerezo que había en su jardín cuando era pequeña), un alojamiento con desayuno ecológico que ofrece cocina vegana y en el que se han utilizado tantos elementos reciclados como ha sido posible.

A pesar de que no tenían la certeza de que esta nueva aventura fuera a tener éxito, a las pocas horas de la inauguración ya habían colgado el cartel de completo y Ecocirer comenzó a recibir buenas críticas  gracias a su estilo y a la ética de la que hacen gala. Tanto es así que solamente dos años después Bárbara y Martjin han dado un paso más y han transformado la primera fábrica de helados de Sóller en un retiro discreto y exclusivo que incluye seis habitaciones, una recepción donde podrás encontrar una zona común con mesas y sillas, y un discreto patio al aire libre.

“En este hotel, todo tiene una historia detrás”, comenta Bárbara mientras paseamos por el establecimiento en una fría mañana de febrero. Y es verdad. Tanto el propio edificio como cada elemento que decora el hotel tienen un significado y una historia detrás sobre Sóller, sobre los diferentes objetos, sobre ellos mismos como familia e incluso sobre su antigua vida en Holanda, país famoso por su ingeniosa forma de abordar el reciclaje. La gran mesa que preside el comedor fue anteriormente la puerta original del edificio, y se utilizaron las bases de viejas parabólicas para construir las patas. Los accesorios de iluminación están fabricados a partir de viejos materiales de fontanería, mientras que una antigua máquina de coser se ha convertido en una mesa situada en el patio al aire libre. Han retapizado con telas sobrantes maravillosos hallazgos, como antiguas sillas imperio francesas o sillas balinesas de estilo colonial, y también han forrado sillas de madera con tiras de vinilo para que tengan un aspecto completamente diferente. De hecho, lo único que no han reciclado son las obras de arte contemporáneo creadas por artistas locales que decoran las paredes.

Además de su don para darle una nueva utilidad a objetos usados, Bárbara ha aprendido cómo cocinar deliciosas propuestas culinarias veganas, en las que los ingredientes crudos adquieren todo el protagonismo. Además, tampoco utiliza azúcar o harinas refinadas. Así, Ecocirer ofrece a sus huéspedes un desayuno fresco y saludable cada mañana.

Con el tiempo, en Ecocirer pretenden ofrecer también retiros centrados en la salud, dirigidos tanto a pequeños grupos como a empleados de empresas o familias. Los huéspedes tendrían la posibilidad de acudir a una finca cercana situada en el pueblo de Fornalutx, que cuenta con un estudio donde se podrían organizar clases de yoga, sesiones de meditación o incluso clases de arte. Es aquí donde tienen el huerto orgánico de donde obtienen la mayoría de los ingredientes que se utilizan para preparar las comidas veganas. Por si todo esto fuera poco, Bárbara y Martjin están trabajando en la actualidad en dos nuevos libros que giran en torno al reciclaje y a la experiencia de dirigir un retiro ecológico. Uno de ellos será un bonito libro de fotos que documentará la historia y la transformación a la que se ha sometido cada objeto. El otro será un libro con un sello más personal, que se centrará en cómo lo que siembras va dando sus frutos. No cabe duda de que se puede aprender mucho de Ecocirer.  

Fotos: Sara Savage

Address details

EcoCirer

Carrer Fossaret 16, Sóller