Fiestas de verano han empezado

Ya lo tenemos aquí, el verano, pero llevamos semanas viviéndolo con intensidad. Para muestra las fotografías que ilustran la crónica social de un tiempo feliz que se alargará hasta octubre si la dichosa Prima de Riesgo lo permite. Lo importante es que la buena sociedad, que está muy bien educada, porque si no, no es sociedad ni es nada, sigue adelante enérgicamente en su afán por poner al mal tiempo buena cara. Aportando, que es lo inteligente.

Poco a poco nos vamos desprendiendo de corbatas y pajaritas para convertirnos en elegantes decontractés dispuestos a bajar de un Jaguar para subir a una Sunseeker en Port Adriano y de ahí aparecer en un chiringuito como el de Palmanova, “El Chiringo” se llama, inaugurado con una gran fiesta a la que no faltaron las caras más bellas convocadas por Aída Velón, hija de la bellísima Blanca Navarro, a la que encontré más española que nunca, con su atractivo hijo Rafael Velón, en la fiesta de verano que Juan Luis Pérez de Eulate dio en Puro Beach para sus clientes y amigos de La Vinoteca, uno de los espacios más glamurosos de Mallorca, que hay que conocer si o si. Caras muy guapas también en la fiesta de primer aniversario del Sunset Club, el lugar de moda entre los más vip gracias al buen hacer de María Juan de Sentmenat, que no para.

Tampoco lo hace la familia Fuster de la Relojería Alemana, dichosos anfitriones del Torneo Rolex de Golf celebrado en Son Gual, bellísimo campo, con la presencia del top model mas importante del mundo, Andrés Velencoso, el novio de Kylie Minogue, que es un gran amigo de la familia. El día fue fabuloso, con las caras mas amables de nuestra sociedad disfrutando del deporte más chic. A no ser que se prefiera el polo, pero para eso está Christian Wölkers, listo ya para su campeonato anual, el 14 de julio, es lo más. En cosmética lo es Rituals. Su tienda de Jaime III se inauguró con la presencia de Victoria Maldi y un servidor como padrinos. No faltó la encantadora Dana Swaroski, gran dama y fan de estos productos que hacen del bienestar una ceremonia. Como un ritual es la fiesta anual de la Fundación Rana. Mujeres elegantísimas de la mejor sociedad, hombres de smoking, ambiente hindú y la hospitalidad de la familia Escarrer en su hotel Palas Atenea bastaron para que la solidaridad volviera a demostrar que puede y debe ser distinguida. Sobre todo en estos tiempos amenazados por una vulgaridad que espanta. Somos la vacuna, el antídoto. Se ve en la cantidad de convocatorias de postín en competencia continua.

Cinco actos el mismo día y a la misma hora. La locura. Inauguración de Cavart, en Can Pastilla, en una antigua cantera de marés, cóctel benéfico de Es Refugi en el Bahía Mediterráneo, organizado por Marieta Salas que consiguió convocar una vez más a los de toda la vida con las caras de siempre alegradas por Toñi Ferriol que es estupenda. Sus hermanas también. Inauguración en el Borne del Sha Spa, multitudinaria y mezclada. ¿Exclusividad? Sólo a veces. La vivo a menudo en las inauguraciones de Jero Martínez en sus galerías Maior de arte. Jero es la anfitriona perfecta y sus invitados también. Lo es por supuesto también María de Lluc Fluxà donde expone Jaume Orejuela, y lo son tantos y tantos galeristas cada vez que su genialidad descubre un nuevo talento. Este año sigo fascinado con Margarita Lliteras, esta cada vez más estupenda. Adoro su historia. En fin, me subo a un magnífico Jaguar para perderme en la belleza del Hilton Sa Torre donde fuimos maravillosamente bien atendidos en el abcBusiness Lunch de lujo, los de esta casa llamada abcmallorca, que es de todos ustedes. Vamos a más. Gracias por seguirnos.