Vivenda

A la vanguardia de los últimos desarrollos y métodos en construcción

Javier Oliver Reynes |

¿Qué atributo hay que valorar más a la hora de elegir constructora? Ciertamente hay muchos posibles, pero con Vivenda se sustancian en uno: el afán de excelencia. Así lo atestiguan los sobresalientes resultados de los más de 700 proyectos que esta empresa ha completado a lo largo de los años.

La experiencia de Vivenda en la construcción y promoción inmobiliaria se remonta a 1987. Esta empresa familiar de segunda generación, cuenta con una trayectoria que ha propiciado la configuración de un equipo de profesionales y técnicos altamente cualificados para la creación de viviendas unifamiliares de lujo, fincas de nueva construcción y complejos residenciales.

Su trabajo está a la vanguardia de los últimos avances tecnológicos y métodos de construcción. De hecho, Vivenda está inmersa en una constante evolución y una innovación que la hace líder en su sector, gracias a la colaboración con prestigiosos arquitectos y promotores extranjeros. Dan clara fe de ello sus audaces obras de estilo contemporáneo.

El afán de excelencia también se concreta en su compromiso con el cliente, en el camino que recorren con él para que sus expectativas se vean cumplidas e incluso superadas. Para desarrollar proyectos al más alto nivel, examinan meticulosamente cada detalle y se enorgullecen de tener más técnicos por obra que cualquier otra empresa de su sector.

Además, Vivenda se distingue por su apuesta por la sostenibilidad, por su respeto medioambiental y compromiso con la reutilización y reducción de los recursos utilizados. Con esta firma, tendrás la seguridad de que tu proyecto será todo lo ecológico que se pueda. Es más, tendrás la satisfacción de saber que también estás ayudando a los más necesitados, ya que parte de sus beneficios se donan a causas sociales.Vivenda quiere destacar en todos los aspectos de su actividad, pero eso no significa que pretenda ser una gran empresa. Prefiere ser una pequeña gran empresa, una empresa centrada en sus objetivos, la relación personal con el cliente y el continuo afán de mejora.