El director de cine mallorquín Toni Bestard

El director, galardonado con un premio Goya, comparte su experiencia

Toni Bestard (1973) ha recibido dos nominaciones a los premios Goya por sus cortometrajes ‘Equipajes’ y ‘El anónimo Caronte’, género en el que cuenta con más de 150 premios en festivales nacionales e internacionales. En 2012 estrenó su primer largometraje, ‘El perfecto desconocido’, protagonizado por el actor Colm Meaney. Con este último ha logrado, entre otros, los premios a La Mejor Ópera Prima Internacional en el Festival de Galway (Irlanda) y al Mejor Actor en el Festival Internacional de Tiburón (EE.UU.).

Marcos Cabotá, ha escrito y codirigido la película ‘Amigos’ (2011), galardonada con el Premio del Público en el Festival de Cine de Málaga. En este momento se encuentra en Cancún, acabando de rodar “Noctem”, una película de terror de la que Toni es co-productor.

La idea de realizar juntos una película documental sobre David Prowse, el actor que interpreta a Darth Vader, “el villano más famoso de la historia del cine”, surgió charlando un día que hablaban sobre ‘Star Wars’. “Marcos es fan total de la saga y, para mi es una de esas películas que me motivaron de pequeño a ser Director de cine”, señala Bestard y continúa diciendo, “todo el mundo conoce a Harrison Ford pero nadie sabe quién es verdaderamente el actor que interpretó a Darth Vader”.

Marcos conoció a David Prowse en el Festival de Sitges, y a partir de ahí, empezaron a investigar. Este actor que ha recibido el Premio a la Excelentísima Orden del Imperio Británico de manos de la Reina Isabel II, tiene en la actualidad 80 años, vive con su mujer a las afueras de Londres, y cada dos fines de semana, acude a una convención de Star Wars para firmar autógrafos. Además Marcos y Toni han descubierto una historia increíble, “que no puedo desvelar, pero Marcos hace una locura con David Prowse que se convertirá en trending topic a nivel internacional y que fascinará los fans de Star Wars”, indica Bestard. No es un biopic, sino un largometraje documental, un género que se ha puesto muy de moda a raíz de éxitos como “Bowling for Columbine”, de Michael Moore, o “Amy Winehouse” de Asif Kapadia.

La película ha sido rodada en inglés, en países como Alemania, Inglaterra, EEUU y España, e incluye entrevistas a varias personalidades. “Queremos reflejar un poco la historia de esos personajes que hay tras las máscaras en el cine”, señala el Director.

El rodaje que comenzó en febrero de 2013 y acaba en septiembre 2015, ha podido realizarse gracias a Nova, la productora de Paula Serra, Singular, Strange Friends –la productora que fundaron Toni y Marcos– y al crowdfunding conseguido a través de www.verkami.com. “Tras varias complicaciones legales, esperamos estrenar antes del 16 de diciembre, que es el día que se estrena “Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza”. La distribución va a ser mundial, hay mucha gente interesada y tenemos unas expectativas de ventas altísimas”, indica Bestard.

Aunque su vocación de cineasta surgió a la temprana edad de 10 años, no fue hasta los 23 años, y tras estudiar Magisterio que decidió irse a vivir a Madrid y estudiar Dirección Cinematográfica. Tras ello, volvió a Mallorca, donde encontró todo el apoyo necesario para cumplir su sueño. “Mi mejor corto es ‘Foley Artist’, un proyecto que surgió en un taller de cine en la Universidad y que, desde que se estrenó, lleva 33 premios, y fue finalista a los premios Goya 2015”, comenta.

Actualmente prepara su segundo largometraje como director, cuyo título provisional es ‘Rabbits’. Se trata de una adaptación de una obra teatral del autor catalán, David Desola, llamada ‘El hijo del Vecino’. “Es muy radical pero muy divertida. Una comedia absurda sobre matrimonios y temas candentes, como la crisis inmobiliaria. Tiene un estilo mezcla de David Lynch y Charlie Kauffman. Haré un tráiler previo, sin haber hecho la película. Será más indie y con menos presupuesto. Hoy en día, o te sometes a las grandes productoras que sólo quieren hacer películas comerciales, o si quieres hacer algo diferente, ha de ser low cost o te la pegas”, cuenta Bestard.

El próximo septiembre, y de la mano de Sandra Seeling, se celebrará por cuarto año consecutivo el Evolution Mallorca International Film Festival’, de lo que Bestard comenta al respecto; “ Es un festival pequeño pero siempre lo apoyo. Mallorca cuenta con la infraestructura necesaria para organizar un festival internacional de cine a la altura de Venecia o Cannes. Por desgracia, hubo una tentativa que salió mal, debido a una situación de corrupción política”.

A Toni, que además es profesor del Departamento Audiovisual y Animación de la UIB y en varias academias, le gustaría trabajar con José Sacristán, el cual tiene “conectado” para ‘Rabbits’, ‘Kevin Spacey’ o ‘Ralph Fiennes’.

En conversación con Toni Bestard…

Director y productor de ‘cortos’, El perfecto desconocido es su ópera prima. ¿Cómo surge?
La idea surge hace 6 ó 7 años junto a mi guionista habitual Arturo Ruiz: un extranjero que llega a un pueblo, monta una tienda y no sabemos bien qué vende. Una serie de vecinos le recibe con esperanza, ya que es un pueblo casi sin vida y piensan que el negocio puede revitalizarlo. El perfecto desconocido es una comedia dramática, combina los dos géneros como gran apuesta, e incluye unos toques de misterio que los proporciona la Sierra de Tramuntana. Ese misterio también rodea la película, por eso hablaría de que hay tres en una: una comedia, un drama y una película de misterio. Estoy convencido de que la mayoría de la gente saldrá con una sonrisa o una lágrima por esta combinación de géneros. Hay tantos personajes que siempre tendremos alguno con el que nos vamos a identificar.

El proceso hasta el estreno fue muy costoso.
Sí, en 2006 se empezó a mover la película, se rodó en 2010 y se ha estrenado ahora. Han pasado seis años en los que hay que cerrar sobre todo el tema de la financiación, lo más complicado. Es cuestión de insistencia, hay muchos que tiran la toalla por el camino cuando ven que es imposible, pero yo he sido muy insistente. Han pasado tres productoras por el proyecto y la tercera ha sido la que finalmente consiguió levantarlo.

Rodada en la Tramuntana, ¿le queda al turista una parte de la Isla por descubrir?
Sí, posiblemente esa Mallorca es sólo conocida por el turista más inquieto. En el Festival de Palm Springs [California, EE UU] todo el mundo me preguntaba dónde estaba rodada la película y, aunque conocían la Isla, les explicaba que hay otra Mallorca en la Sierra que es muy diferente. Muchos espectadores me dijeron allí: “Ya sé dónde voy a ir en mis próximas vacaciones”.

Los mallorquines, ¿somos buenos anfitriones ante los desconocidos?
Sí, sí y no. No he querido hacer un reflejo realista de un pueblo de Mallorca. El pueblo que sale es inventado, aunque sí aparecen personajes inspirados en personas reales. Lo que se transmite en la película es que hay una hospitalidad hacia el extranjero en la Isla, pero con recelo. Somos amables con la gente pero necesitamos un tiempo de adaptación para saber quién es. No le vamos a abrir los brazos de primeras, aunque los mallorquines somos educados, de los más educados de España.

¿Es Mallorca un buen ‘plató’ de rodaje?
Evidentemente. Es necesario abrir Mallorca a los rodajes de cine. Con la que nos está cayendo encima tenemos que buscar opciones y la inversión que da un rodaje es superior a los quebraderos de cabeza que puede crear. El año pasado tuvimos a Tom Hanks y Halle Berry rodando una película con los hermanos Wachowski y esto tiene que ocurrir cada año. Mallorca es perfecta porque tenemos muchos paisajes y variados en pocos kilómetros, infraestructura hotelera, un aeropuerto con conexión a Europa…

¿Por qué el irlandés Colm Meaney? ¿Cómo le convenció?
Colm Meaney es un actor excepcional, es un tipo que crea mucha empatía y, además, es la imagen para un perfecto desconocido porque todo el mundo le reconoce, su rostro es familiar, pero nadie se acuerda de su nombre. Además, se produjo una casualidad maravillosa. Alguien me dijo que Colm había establecido su residencia en Mallorca, en Sóller. Le pasé el guión y los cortos y desde el primer momento conectamos. A la semana me llamó para decirme que le habían encantado y hacía la película. Esto fue dos años antes del rodaje y durante todo este tiempo estuvo siempre inmerso en ayudarnos a levantar la película. Posiblemente sin su participación difícilmente la hubiésemos sacado adelante.

¿Qué proyectos tiene para el futuro?
Tengo dos en mente. Un guión de una adaptación de una obra teatral y otro original, ambos para el cine. Me gustaría arrancar enseguida porque no me quiero tirar otros seis años hasta rodar la siguiente película. Sé que nos esperan tiempos difíciles para levantar proyectos, no descarto hacer algo internacional. Pero sí me gustaría repetir el esquema de Un perfecto desconocido a nivel de producción, con el mismo equipo si es posible. Me gustaría mucho volver a rodar en Mallorca, me siento muy cómodo.