Paco Arango: productor y filántropo

Trabajar con niños que padecen cáncer cambió su vida por completo

Guionista, director y productor, nació en México en 1967 en el seno de una familia de origen español. A los 5 años se mudó a España, y desde entonces siempre ha tenido casa en el norte de Mallorca. “A esta isla la siento muy mía. Además tuve una novia mallorquina que me marcó la vida y que sigue siendo mi mejor amiga”, comenta.

Estudió cinematografía en Boston y Los Ángeles. Grabó 5 discos como cantante con Sony Records y en 1999 fundó una productora de televisión con la que hizo entre otras, la famosa serie ¡Ala…dina!, pero hace 17 años sintió la necesidad de involucrarse en alguna causa solidaria “para devolver la suerte que había tenido” y comenzó a trabajar como voluntario en el Hospital Niño Jesús, con niños pequeños enfermos de cáncer. Aquello cambió su vida para siempre, empujándole a crear en 2006 la Fundación Aladina, destinada a hacer más felices y mejorar la vida de niños y adolescentes enfermos de cáncer y sus familiares. En la actualidad atiende a más de 1.500 niños.

En 2007 Paul Newman le invitó a ser miembro de la Junta Directiva de Serious Fun Children´s Network, unos campamentos para que niños de todo el mundo con enfermedades graves puedan divertirse y ser niños más allá de la enfermedad. “Los propios médicos indican que esta experiencia, ayuda tanto a los niños en su recuperación como la quimioterapia. Aparte de un gran actor, Paul era un auténtico ángel. Creó una marca de comida, Newman´s Own, totalmente benéfica y que hoy en día ha generado 540 millones de dólares en donaciones”, explica.

Más tarde, en 2011 escribió y dirigió su primera película, Maktub, con Warner Bros., en la que quiso plasmar lo aprendido de los niños. Con ella consiguió tres nominaciones a los Goya. La recaudación de la película financió una de las unidades de trasplante de médula más avanzadas de Europa: el Centro Maktub para el trasplante de médula ósea del Hospital Niño Jesús de Madrid. Actualmente se han realizado 171 trasplantes. “Soy cineasta. Cuando trabajo me alejo de los hospitales, es el único momento que no estoy con los niños. Siempre voy a hacer cine solidario ya que la totalidad de mis ingresos se destinará a ayudarles”, comenta emocionado.

Tras ello, Paco decide repetir la experiencia con “Lo que de verdad importa”, titulada “THE HEALER” en inglés, y 100% benéfica tanto en sus estrenos por toda España como internacionales en USA, Inglaterra, México y resto de países Europeos. La recaudación servirá para que cada verano, la Fundación Aladina envíe a estos campamentos a más de 120 niños españoles enfermos de cáncer, sin gasto para las familias.

“Mi cine es muy mágico. La he rodado en Canadá con actores británicos de la talla de Jonathan Pryce (Juego de Tronos) y americanos como Jorge García (Perdidos) y Oliver Jackson-Cohen (Emerald City). Es una película, que además de encantarte y recomendar, todo tu dinero está ayudando a un niño español enfermo. Nunca fue tan fácil hacer el bien”, declara. La película trata de un hombre que desconoce que tiene el don de curar y al que una adolescente enferma (Kaitlyn Bernard) le ayudará a reconsiderar el sentido de su vida. Una película alegre para toda la familia con un mensaje positivo y esperanzador. Paco escribió la canción final inspirado en una niña de 14 años que da las gracias a Paul Newman, convirtiéndose a su vez, en el himno de los campamentos.

Photos by Sara Savage

El titulo en español se debe a la Fundación Lo que de verdad importa, de la que Paco es ponente y cuyo objetivo es transmitir valores a la juventud.

Próximamente nos sorprenderá con dos películas más que tiene en proyecto, y en las que participarán actores y guionistas internacionales. Algunos de ellos ostentan premios Oscar. Una se titula 11% y transcurre en Nueva York y la otra es una comedia romántica que se desarrollará en Colombia. Nos espera más magia.