Colm Meaney – El actor Irelandés

Una entrevista con el actor irlandés

Para legiones de devotos de Star Trek, siempre será el comandante Miles O’Brien, pero este actor nacido en Dublín cuenta con una prolífica carrera cinematográfica de más de 34 años en el que figuran papeles televisivos y de cine – incluyendo el papel principal en El Perfecto Desconocido, largometraje que acaba de presentarse en Mallorca.

“Supe desde principios de mi adolescencia que quería ser actor,” me cuenta Colm mientras tomamos un café en Nassau Beach Club. “Mi padre a veces nos llevaba al teatro Abbey en Dublín y me encantaba la experiencia”. Y es que algunas películas le causaron una gran impresión: “La maravillosa película de Lindsay Anderson, If, con Malcolm McDowell, me afectó muchísimo”. Le gustaba la idea de historias interesantes que tenían algo que decir  “porque me interesaba bastante la política”. Aun a día de hoy, su película favorita es Novecento de Bertolucci (1976), una película política-histórica.

El género de la ciencia ficción le proporcionó con un papel duradero. Acababa de mudarse a Los Ángeles cuando asistió a un casting de Star Trek: La Nueva Generación: “Les gusté pero no sabían cómo utilizarme. O’Brien no formaba parte de la tripulación original, el papel fue desarrollándose durante un período de unos meses”. En 1992, aceptó un contrato fijo para Star Trek: Espacio Profundo Nueve.

Miles de aficionados siguen asistiendo a las convenciones de Star Trek: “Acabamos de rodar la serie en 1999, pero ellos siguen,” dice sonriente, y admite que ha asistido muy pocas veces. “¡Pasabas toda la semana en un traje espacial y no apetecía ir a ver réplicas caseras durante el fin de semana!” Sin embargo, el actor me confirma que estará en la “enorme” convención que se celebra el mes que viene en Londres.

De todos los papeles que ha interpretado uno de sus favoritos es el que desempeñó en la Trilogía de Barrytown. “Como actor, pocas veces tienes la oportunidad de interpretar al mismo personaje tres veces, y cuando el guión es tan bueno como el de Roddy Doyle, es un verdadero placer”. Las películas se llamaban The Commitments, dirigida por Alan Parker (y votada mejor película irlandesa de todos los tiempos en 2005); The Snapper y The Van (ambas dirigidas por Stephen Frears).

La mayoría de las escenas de El Perfecto Desconocido se rodaron en Orient y Bunyola. “Trata de un desconocido que llega a un pueblo en plena noche y se instala en una tienda abandonada,” explica Colm. “Los vecinos piensan que va a reabrir el local, y todos quieren aconsejarle sobre qué vender. No habla castellano ni mallorquín – casi no digo nada en toda la película – así que es un misterio qué está pasando.

“Es una historia muy real – una comedia sobre la gente y la incomunicación. Pero a la vez es conmovedora. La interesante relación que mantiene con dos chicos problemáticos es muy emotiva. Y mi personaje es completamente inconsciente de que está haciendo de catalizador para que los vecinos tengan más interés en su pueblo”.
El director es el mallorquín Toni Bestard (Bunyola) – ganador de dos Goyas – y éste quería que Colm interpretara el papel de Mark O’Reilly sin saber que el actor vivía muy cerca, en Sóller. Su mujer Inés Glorian se encargó del vestuario. “Ella suele trabajar en moda, pero también ha trabajado en teatro y en anuncios televisivos. Contamos con el apoyo y la colaboración de muchas personas para hacer posible el rodaje de esta película y hacía mucha falta su experiencia”.

Inés había visitado la isla de vacaciones y fue ella la que les trajo aquí en busca de un nuevo hogar: “Me enamoré de este lugar. Era totalmente diferente a lo que me esperaba”.

El actor cree que El Perfecto Desconocido cambiará la percepción que los públicos internacionales tienen de Mallorca: “La gente se quedó alucinada con los paisajes tras ver las proyecciones en Palm Springs, no sabían que fuera tan bonito”. Cree que hay una relación perfecta entre la industria del cine y el turismo: “Se alimentan el uno del otro,” dice. “A la gente le encanta visitar los lugares donde se han rodado películas.

“La gran desventaja de España es la falta de concesiones tributarias para los que vienen aquí a rodar. Durante los últimos cinco o seis años, he trabajado por todo el este de Europa y todos esos países ofrecen concesiones tributarias. Son un gran incentivo para que las empresas de cine vengan al país y para que se dejen dinero”. A ver si Madrid toma nota.

Colm tiene dos películas más a punto de salir: Bel Ami con Uma Thurman y Kristin Scott Thomas, y Whole Lotta Sole con Brendan Fraser. Pronto pasará cinco meses en Canadá, rodando la segunda temporada de Hell on Wheels la serie televisiva de AMC TV ambientada en 1860. “Los mejores guiones que he visto en los últimos cinco años están en la tele. El lenguaje que usa mi personaje es fantástico. Me toca decir cosas como ‘¡una perfidia de proporciones épicas!’ ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste la palabra ‘perfidia’? ”

¿Qué es lo que echa de menos cuando no está en casa? “La facilidad de la vida isleña,” responde inmediatamente. “Antes me volvía loco el hecho de que las tiendas cerrasen por la tarde, pero después pensé, ¿por qué no puedo esperar tres horas? ¿Qué problema hay? Ahora que me acostumbrado a esa mentalidad, es una de las cosas que más aprecio. Y la siesta es la costumbre más maravillosa del mundo”. Está claro que este trabajador actor se merece una cabezadita a la hora de comer…