Ágatha Ruiz de la Prada – “Un Mundo lleno de Colores”

La diseñadora española más atrevida está de celebración. En 2010, constituyó su Fundación coincidiendo con el 30 aniversario de su primer desfile. El pasado 2012 conmemoró los 20 años de su unión con El Corte Inglés. Este 2013, recibe un gran homenaje coincidiendo con la concesión del premio “Diálogo” Hispano-Francés. Desde su casa en Costa de los Pinos se lo cuenta a Soledad Bescós.

Ágatha Ruiz de la Prada y Sentmenat (Madrid, 1960), es Marquesa de Castelldosríus, Baronesa de Santa Pau y Grande de España. Una aristócrata moderna que además fue responsable de la propuesta de ley presentada ante el Congreso de los Diputados, que, sin afectar a la Corona, iguala a hombres y mujeres en la sucesión de los títulos nobiliarios.

Hija y nieta de una saga de famosos arquitectos, estudió en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda de Barcelona para con tan sólo 20 años, comenzar a trabajar como ayudante del modisto Pepe Rubio. Su carrera fue fulgurante, ya que un año después, realizó su primer desfile, abrió tienda y obtuvo una cadena de éxitos. Su trabajo es rupturista y le gusta “La ropa feliz”. Así, su objetivo cuando crea es provocar en la gente “Alegría, positivismo, felicidad y sensación de comodidad”.

Recuerda su infancia divertidísima “La familia de mi madre era como de cuento y me marcó muchísimo que mi padre fuese un gran coleccionista de Arte Moderno”. Vecinos de Antonio Garrigues (político y gran jurista), la pequeña Ágatha creció rodeada de intelectuales. El torbellino de estímulos culturales de los ’70 le llevó a plantearse ser pintora. Posteriormente, comenzó la carrera de arquitectura aunque su dominante creatividad, la condujo inevitablemente al mundo de la moda para manifestar a través de sus creaciones sus grandes fuentes de inspiración: ella misma, la naturaleza y el Arte Moderno. La diseñadora declara pasar de las tendencias: “Los diseñadores empiezan a usar colores. Al final la tendencia se adapta a mi”.

La gran promotora de la “Movida Madrileña”, celebró su primer desfile en “Local”, un sitio muy de la movida. Fue la primera diseñadora española en crear un concepto global de marca, que comenzó a licenciar en 1991, trabajando actualmente con más de 50 licenciatarios. Ha expandido su gama de productos desde ropa de mujer hasta muebles, puertas blindadas, cascos de moto, libros, accesorios para mascotas, lencería, cosméticos, vajillas, bolsos, joyería, vestidos de novia, teléfonos móviles, lámparas y velas de barco entre otros, los cuales se distribuyen a través de las tiendas de Madrid, Barcelona, París, Milán, Nueva York y Oporto así como en las tiendas multimarca ubicadas en más de 140 países. Sus principales puntos de venta están en España –a través de El Corte Inglés – , América Latina e Italia.

En cuanto al secreto de su éxito, contado por ella misma parece sencillo: “Trabajar, trabajar y trabajar. Me encanta, es una gozada y no supone ningún esfuerzo. Es fundamental creer en ti mismo y en lo que haces. Encima tengo un equipo que es la bomba, con el que tengo una relación excelente y que sabe perfectamente cómo hacer las cosas”. Su best seller actual es un jersey de felpa gris con un corazón rojo de lentejuelas de la colección invierno 2013 de mujer , del que le llueven pedidos sin parar. Al preguntarle el por qué del corazón, sorprendida exclama: “¡El corazón me eligió a mi!”

En cuanto a sus proyectos, ha visto cumplido un sueño mediante la creación de su Fundación, que recoge un fondo documental de toda su vida profesional que servirá para llevar a cabo actividades culturales y solidarias. Está encantada con haber diseñado el vestuario y la escenografía de la obra de teatro “Sofocos” estrenada recientemente en un teatro madrileño con gran éxito. Ha sido elegida madrina de los eventos celebrados para conmemorar el día Mundial de la Mujer en Venecia, culminados con la inauguración de una exposición en el Museo Correr. Esta recoge una muestra de los diseños más representativos de su carrera. “Exponer en esta ciudad es lo máximo para un artista». A punto de lanzar una colección de chimeneas, acaba de renovar el equipo de varias tiendas. Que le entreguen el premio Diálogo, junto con Jean Paul Gaultier, “Me llena de orgullo, ya que reconoce el esfuerzo para promover una industria que genera empleo y exportación”. Este verano inaugura una exposición retrospectiva de moda infantil en el IVAM de Valencia para la cual están realizando un libro precioso. Y preparando la nueva colección Primavera-Verano 2014 que asegura; “será un exitazo”.

A Ágatha le gusta la mujer educada, lista, buena persona, divertida y colorista y nos confiesa que le gustaría vestir a Anna de lo Ruso, Angela Merkel y Kate Middleton.

Unida sentimentalmente al periodista Pedro J. Ramírez, comenta “llevar bien” el hecho de ser tan mediáticos y constante objetivo de la prensa. Relata la anécdota de su encuentro “nos conocimos en un aeropuerto. Me invitó a cenar y dudé en ir pero luego me hicieron una critica muy mala en el periódico Diario 16, donde él era entonces Director, y acepté!”. Son padres de dos hijos: Tristán Jerónimo y Cósima Oliva, que con el tiempo se han convertido en grandes admiradores de la extravagante forma de vestir de su madre.

En Mallorca veraneaba con sus padres desde pequeña, costumbre que ha recuperado junto a sus hijos. Le encanta relajarse en casa, leer, jugar al golf en el Pula Golf de Son Servera y para dar largos paseos con su perra por las tardes, vestida cómodamente con leggings y camiseta, por supuesto de ARP.

Sus asignaturas pendientes son aprender a cocinar y “diseñar aerogeneradores”. Gran apasionada de la arquitectura y admiradora de Steve Jobs, puede pasar horas contemplando la obra de Picasso. Su próximo objetivo confesado, un mercado que se le ha puesto algo difícil; colmar Asia de colores y corazones.