Hotel Boutique Cases de Son Barbassa

Un lugar, unas vistas impresionantes y un ambiente relajante

Si tu vida empieza a ser una rutina imparable, es la hora de un descanso reparador. Haz una escapada a Cases de Son Barbassa y el estrés diario se desvanecerá a medida que te sumerjas en la tranquilidad del entorno natural.

Situado al noreste del parque natural de Llevant de Mallorca, próximo a rutas de senderismo oficiales, este acogedor «agroturisme» se encuentra al final de un apacible sendero rural, en una enorme finca con vistas a Capdepera y al Mediterráneo. Joan Baltasar y su esposa Maria Magdalena inauguraron Cases de Son Barbassa en 2003, haciendo realidad su idea de dirigir un pequeño hotel romántico.

Llevaron a cabo la renovación de las antiguas casas de la finca, respetando la arquitectura tradicional pero añadiendo comodidades e instalaciones modernas a las 16 habitaciones de los huéspedes. El edificio Son Barbassa de Alt cuenta con cuatro habitaciones adicionales y se encuentra situado en la parte más alta de la finca, donde una piscina infinita nos llama para que nos acerquemos.

Encuentra tu bienestar en actividades exteriores como el ciclismo, el senderismo, una de las relajaciones al aire libre o sesiones de yoga. O relájate simplemente en la zona exterior de spa, con piscina, sauna, jacuzzi, área de masajes y cautivadoras vistas.

Vivirás una experiencia multisensorial de la naturaleza: encantadoras vistas, aromas de frutas y vegetación, el agradable canto de los pájaros, la brisa a través de los árboles y el placer de coger y degustar las naranjas, las cerezas o las fresas directamente de los árboles y de la huerta.

Aunque no te quedes a pasar la noche, puedes saborear el aceite de oliva virgen extra «DO Oli de Mallorca» producido por la misma finca, la sobrasada casera, los licores de hierbas y los dulces de almendras. El restaurante cuenta con una buena reputación y de vez en cuando ofrece cenas de cata de vinos, en colaboración con bodegas locales.

Cases de Son Barbassa es la única propiedad española que aparece en la guía Romantik Hotels & Restaurants Guide; ya que cumple con los requisitos de propiedad familiar, edificios históricos y un restaurante gourmet.

Además, se trata de una de las pocas fincas privadas en Mallorca que dispone de un punto de recarga de vehículos eléctricos, pero la finca también cuenta con restos talayóticos de 3000 años de antigüedad y una torre de vigilancia del siglo XVI. «Esto significa que la finca estaba situada de forma estratégica y emblemática», dice Joan. En nuestros días, también se encuentra estratégicamente situada para encargarse de que todas aquellas personas con un frenético estilo de vida puedan recuperar el bienestar y el equilibrio.

Compraron una bonita finca, en un enclave privilegiado del noreste del parque natural de Llevant, donde los palmitos enanos crecen en abundancia. Con un gran respeto por la arquitectura rural tradicional, renovaron las antiguas casas de la propiedad y les añadieron instalaciones y comodidades modernas, como el jacuzzi y un área de masajes. En una ubicación ideal para senderistas y golfistas (el campo de golf de Capdepera está muy cerca), la finca tiene vistas al valle y la cima de Capdepera por un lado, y al Mediterráneo por el otro. Un huésped lo describió como “un lugar, un paisaje, una atmósfera…”

Cases de Son Barbassa abrió como “agroturismo” en 2003, con 20 habitaciones para invitados: 16 en las casas originales y cuatro en la nueva casa. Una de las casas restauradas tiene una atalaya del siglo XVI. “Esto significa que la finca fue emblemática y estaba situada estratégicamente” explica Joan. Pero el interés histórico se remonta a 3.000 años atrás, pues la propiedad incluye también restos talayóticos.

La riqueza natural de la tierra incluye almendros, algarrobos y olivos. El padre de Joan produce cuidadosamente el aceite de oliva virgen extra de la casa, que posee la denominación de origen ‘DO Oli de Mallorca’. Los huéspedes pueden coger limones, naranjas, cerezas y fresas directamente de los árboles y de la huerta. Pueden saborear la sobrasada casera, los licores de hierbas y los dulces de almendras.

Estas delicias también están disponibles para el público: El restaurante de Cases de Son Barbassa tiene una buena reputación tanto por sus comidas y cenas como por ir a tomar “solo un café”. Su apoyo a los productos mallorquines incluye también la celebración de cenas con cata de vinos, en colaboración con bodegas de la isla.

Cases de Son Barbassa es la única propiedad española en la guía ROMANTIK Hotels & Restaurants Guide; ya que cumple los requisitos de propiedad familiar, edificios históricos y un restaurante gourmet. La inclusión en esta guía es tanto un cumplido como una nueva motivación para Joan Baltasar y María Magdalena, que han convertido en realidad su propio sueño romántico.

Address details

Cases de Son Barbassa

Ctra. Cala Mesquida Camí de Son Barbassa Capdepera