Katherine Hamnett – Diseñadora Ecológica

Protestas, eslógans y revolución en el mundo de la moda

Katherine Hamnett (1947) vivió en Francia, Suecia, Rumania e Inglaterra porque su padre era miembro de la R.A.F. Estudió moda y textil en la Konstfackskolan de Estocolmo y en Central St. Martin’s de Londres. Orgullosa madre de dos hijos (uno es artista y el otro trabaja en sátira política para Canal 4 y The Guardian), ha revolucionado los armarios de todo el mundo. Entre sus clientes se incluyen los Beatles, la princesa Diana, Faye Dunaway, Madonna, George Michael y Norman Foster, entre otros.

Las camisetas-slogan están nuevamente de moda y H&M lanzó un diseño de Katherine Hamnett apoyando la semana del cambio climático.
Un fashion victim es literalmente alguien que viste estúpidamente pero, en realidad, los agricultores, microorganismos, océanos, atmósfera, etc. son también víctimas de la moda. Hemos desarrollado una campaña que se financia a través de camisetas. El precio es un poco más caro, no mucho más, porque pagamos a los agricultores un precio justo y un salario digno por su algodón en lugar de usar víctimas laborales. Nos copian muchísimo pero si tiene mensajes medioambientales, estoy contenta.

En los ‘80 fue la primera diseñadora en lanzar camisetas eslogan, elegida diseñadora del año por el British Fashion Council e invitada a Downing Street para ser recibida por Margaret Thatcher.
No iba a ir porque no la aguantaba, no entendí nunca la guerra de las Malvinas ni el resto de cosas que hizo. Jasper Conran me preguntó: “¿Por qué tenemos que tomar una copa de vino blanco con una asesina?” Pero fuimos porque era una oportunidad y me puse mi camiseta eslogan: 58% DON’T WANT PERSHING. Mi padre era agregado de defensa en la Embajada y estaba acostumbrada a esta clase de fiestas. La oculté para entrar. Cuando me encontré con Mrs. Thatcher, la mostré como si no pasara nada. Ella dijo: “Por fin algo verdaderamente original”. ¡Qué poco sabia! Ahora, es una foto histórica.

Ha sido una gran influencia entre celebridades y estrellas del pop.
Bandas pop como Duran Duran y Wham! adoptaron nuestras camisetas eslogan. El grupo techno Frankie Goes to Hollywood fue de los primeros en copiarlas. Mis campañas de moda de los ‘80 fueron las primeras para Kate Moss, Claudia Schiffer y Nadia Auermaan, entre otras. He trabajado con la Fundación para la Justicia Ambiental, La Red de Acción en Plaguicidas y Organizaciones Anti-armas en África. Contar con celebridades vistiendo tu ropa atrae muchísima atención. Modelos como Naomi Campbell han aparecido vistiendo nuestras camisetas con lemas como PAZ y USA CONDÓN. Jodie Kidd apareció en una foto vistiendo una camiseta con el lema STOP WAR BLAIR OUT, que se exhibió en el Museo Imperial de la Guerra.

¿Qué fue primero, ecología o moda?
Al acabar St. Martins en 1969, con mi amiga Anne Buck fundamos la firma Tuttabankem. Tuvo mucho éxito vendiendo a las mejores boutiques de Europa y América, pero luego cerramos. Trabajé un 100 tiempo como freelance en París, pero al tener un bebé y sin recursos financieros, decidí fabricar y lanzar la marca Katherine Hamnett. Aprendí algunos trucos de los franceses para atraer clientes, por lo que rápidamente KH duplicó su volumen anual durante cinco años vendiendo en todo el mundo. La moda no fue mi primera opción, me hubiera gustado ser director de cine, pero mis padres (de la edad de piedra) dijeron que no había mujeres directores de cine. Para nosotros
he hecho un par de películas en lugar de un desfile.

¿Como empezó a usar algodón orgánico?
Viví la buena vida durante un tiempo. Solía ir en un Lincoln Continental verde de 1973 (que perteneció al duque de St. Albans) con el interior de Givenchy y un chófer negro con uniforme llamado Joe. Fue divertido, pero me di cuenta que no estaba preparada para ganarme la vida sabiendo lo que pasa en el escalón más bajo de la cadena de trabajo. Fui a Malí, donde conocí a las esposas de los agricultores que habían perdido a sus hijos de pecho porque morían de hambre debido a las subvenciones que recibían los productores de algodón americanos, lo que les obligaba a tener que usar plaguicidas para conseguir firmar contratos de venta del algodón.

¿Cómo puede asegurarse que es orgánico?
En la India trabajan el algodón rotándolo con hierbas medicinales mediante un sistema orgánico que incrementa su producción en un 500%, pero el problema es que la demanda de Ayurveda de la India supera la cantidad de tierra orgánica que existe. Todo el mundo debería comer alimentos orgánicos. Si las mujeres embarazadas comen alimentos con pesticidas, se reduce el coeficiente intelectual de sus hijos en cinco puntos.

¿Qué es estilo para usted? ¿A quién le gustaría vestir?
Lo que llevo fue diseñado en 1983. Me gusta hacer ropa que no pasa de moda y que se puede usar para todo tipo de ocasiones, que pueda llevarse tanto para ir a pescar como para asistir a un cóctel. Me gusta vestir a todos: bebés, ancianos, jóvenes de 17 años de edad con consciencia, depende de la forma de pensar.

¿Qué le atrajo a Fornalutx?
Mi casa fue una compra impulsiva y es lo mejor que he hecho para mí, mi familia y amigos. No tenía electricidad ni agua corriente, sólo una fuente. Al final, puse electricidad y teléfono por mis hijos. Me molestó mucho porque lo cambia todo. Pero doy gracias a Dios por tener este lugar en el paraíso. He estado viniendo a Mallorca durante 29 años. Tengo 2,5 hectáreas y estoy planeando un jardín de mariposas. Me encanta el sentimiento de comunidad. Debemos mantenerlo así.

¿Proyectos?
Hemos relanzado KH ropa de mujer y hombre incluyendo las camisetas eslogan de algodón orgánico disponibles en tiendas seleccionadas de todo el mundo, debido a la creciente tendencia del consumidor por productos éticos y medioambientales.