Turismo sin prisas para disfrutar de Mallorca

El viaje es el destino cuando viajas con Lazy Bus

La furgoneta VW no es una turista, sino una viajera que busca relacionarse con la naturaleza y con los lugareños. Quiere estar lo más cerca posible de la cultura del país que visita, más allá de impedimentos y barreras. Después de todo, con la furgoneta VW, menos es más.
Ahora puede que vuelva a convertirse en un símbolo, no tanto para una nueva generación de hippies, sino como representante del movimiento del turismo slow, que trata de llevar un paso más sosegado, y respetar e interesarse por el país anfitrión. Se trata de un turismo auténtico. El viaje es, al fin y al cabo, el destino y todo lo que nos pueda deparar.

El deseo de Alex y Jill de compartir su experiencia fue lo que les empujó a volver a alquilar estos antiguos vehículos en Mallorca. Como sucede a menudo, las cosas comenzaron a pequeña escala, con solo una furgoneta que Alex había comprado 15 años atrás, y no en muy buenas condiciones que digamos. Este año, la flota crecerá para incluir seis vehículos, cuatro de los cuales son modelos T-3, unas verdaderas furgonetas vintage, a los que se unirán dos nuevos modelos T-6. “El 80% de las personas quieren viajar con las antiguas, pero algunos prefieren una furgoneta que ofrezca todas las comodidades de la vida moderna y con la que poder conducir a través de toda la Tramuntana sin sobresaltos”.

El sistema de refrigeración del motor de los modelos más antiguos no resistiría horas y horas subiendo y bajando serpenteantes carreteras. Sin embargo, tampoco es necesario, ya que no tendrás que dirigirte a la Tramuntana para disfrutar de los mejores lugares para acampar. “Pero no voy a decir nada más,” dice Alex con una sonrisa. Al fin y al cabo, es lo que aprenden quienes acampan en Mallorca. “Al contratar una furgoneta, los clientes reciben una detallada explicación, así como algunos trucos y consejos de verdaderos expertos”.

Y, una vez que te hayas puesto en marcha y lleves algunos kilómetros, todo va rodado: “En una furgoneta, te relajas casi automáticamente y no puedes ir a más de 80-90 km/hora”, explica Alex, justo lo que muchos están buscando. Una vez, una pareja mayor vestida de forma elegante alquiló una furgoneta. En un principio Alex se mostró bastante escéptico, ya que no estaba seguro de si dos semanas en una vieja furgoneta sin un lugar fijo donde acampar era lo que más les convenía. “¡El hombre vestía una camisa con gemelos!”. Las furgonetas están completamente equipadas para unas cómodas vacaciones en un camping, pero no tienen los lujos propios de un hotel. “Pero ellos estaban muy contentos, porque en el pasado ya tuvieron una furgoneta y es justo lo que estaban buscando, esa sensación de atemporalidad”.

Alex y Jill hacen gala de una vida relajada, pero no vaguean. Ambos han profundizado en la filosofía “lazy” y, además de los Lazy Bus, desde 2016 ofrecen además la Lazy Finca, un agroturismo con 12 habitaciones. Un sueño hecho realidad para ambos.
El camino para llegar hasta la finca ofrece un paisaje muy diferente del que suele verse en la isla. El terreno es llano, con exuberantes y verdes prados con larga hierba. Es posible mirar en la lontananza sin que ninguna montaña se interponga. Cerca del pequeño pueblo de Felanitx, te sentirás como si estuvieras en mitad de la nada. Será difícil encontrar algo más rural y esto, a su vez, alienta nuevas ideas, como por ejemplo para abrir nuevos negocios.

“Recientemente, los directivos de una empresa celebraron un taller aquí. Habitualmente lo hacen en hoteles urbanos de cinco estrellas, donde pasan todo el día sentados en salas de conferencia impersonales. No es, digamos, un terreno muy fértil para obtener grandes resultados”. Los directivos contrataron todo el hotel y, al hacerlo, crearon un espacio de tranquilidad y reflexión para ellos y su equipo.

Lazy” tampoco significa estar tumbado junto a la piscina todo el día. Más bien lo contrario. Además de las múltiples excursiones que se pueden hacer (se puede ir caminando hasta el monasterio de Sant Salvador) es posible hacer paddle surf y montar en bicicleta. “No hay nada malo en vaguear de vez en cuando”, un eslogan muy adecuado para la filosofía “lazy”.
En 2018 Alex y Jill planean adquirir nuevas furgonetas T-6 y celebrar eventos, especialmente bodas. Y es que su finca tiene su propia capilla, algo muy práctico si quieres celebrar una boda “lazy”.

Address details