10 Restaurantes que tienes que probar en Deià

Una impresionante oferta de restaurantes que celebran los productos locales

Es difícil encontrar otro pueblo de la isla de tan reducidas dimensiones con tantos restaurantes de alta calidad como los que hay en Deià, que hasta tiene uno con estrella Michelin. No hay demasiada gastronomía experimental y de vanguardia, pues la mayoría de los restaurantes se centran en la cocina mediterránea y mallorquina, que celebra la isla a través de ingredientes de origen local.

Los estilos de cocina van desde el sofisticado hasta el rústico, aunque los establecimientos más nuevos dan un poco de sabor asiático al panorama gastronómico. Los acogedores restaurantes a menudo rinden homenaje a los anteriores usos de los edificios, como establos o almazaras, mientras que las terrazas aprovechan al máximo el pintoresco paisaje del pueblo.

10. Café Miró

Llamado así por el gran artista español Joan Miró, esta es la segunda opción para comer en el hotel Belmond La Residencia, que ofrece un lugar con vistas particularmente buenas para el té de la tarde, el almuerzo o la cena. La carta ofrece una buena selección de platos para compartir, así como opciones más sustanciosas, por ejemplo, de paella o pasta. En el interior, se pueden ver más de 300 obras de arte originales de Miró, o simplemente relajarse y disfrutar de las vistas a la montaña desde la terraza.

9. Restaurante Can Quet

Situado en una de las carreteras principales y en las afueras del pueblo, Can Quet es tanto un punto de encuentro como un fabuloso restaurante. Gran parte de la carta se dedica a la carne y marisco a la plancha, perfectamente cocinados en su horno y parrilla Josper. Una terraza ofrece espectaculares vistas de las montañas, mientras que un animado calendario de eventos culturales y artísticos acompaña a la comida.

8. Xellini

Ubicado en un edificio con una antigüedad de 130 años, los alrededores de este pintoresco restaurante son tan tradicionales y auténticos como la comida que sirve. La carta se centra en las tapas españolas, con una impresionante oferta de más de sesenta, combinada con muchos toques de inspiración mallorquina. Este restaurante familiar también cuenta con un hermoso y espacioso jardín para cenar, además de música en vivo por la noche.

7. Trattoria Italiana

El único restaurante del pueblo dedicado a la cocina italiana, esta trattoria tradicional sirve todo lo habitual, desde pasta hecha a mano hasta risotto cremoso. El servicio es amable y el ambiente resulta agradable y relajado. Además, hay una hermosa terraza al aire libre con bellas vistas, perfecta para un tranquilo almuerzo o cena durante los meses más cálidos.

6. Ca’s Patro March

Uno de los restaurantes más conocidos de la zona. Su ubicación junto al mar en la cala de Deià es lo que realmente hace que este lugar sea muy especial. Tiene un ambiente marinero rústico que resulta encantador y el marisco fresco a la plancha se pueden disfrutar bajo una luz solar matizada y con vistas al mar. Los precios son elevados, pero eso no impide que haya mucha gente durante el verano, por lo que es mejor tratar de reservar con anticipación. Leer más

5. Nama

Especializado en cocina panasiática moderna, este restaurante también da prioridad a los ingredientes locales y orgánicos frescos provenientes de la isla. Encontrarás una colorida selección de deliciosos platos, como su característico pad thai o el curri picante de Sri Lanka, así como un excelente bar de sushi. Para una comida romántica, la terraza superior Namakase, solo para adultos, ofrece maravillosas vistas sobre el pueblo y más allá. Leer más

4. El Olivo

El restaurante de alta cocina del emblemático hotel Belmond La Residencia, El Olivo, ofrece una carta de cinco estrellas que se basa, en gran medida, en la cocina mediterránea clásica. Está situado en una almazara del siglo XVI que se abre a terrazas con impresionantes vistas de Deià. Gran parte de los ingredientes se cultivan en los terrenos del hotel o en el pueblo, mientras que la carta de vinos ha recibido premios internacionales. Leer más

1. Tramuntana Grill

Rodeado de inigualables vistas sobre los tejados de Deià y con las altas montañas y magníficas vistas al mar como telón de fondo, Tramuntana Grill ofrece una auténtica experiencia mediterránea en la azotea del corazón de La Residencia, A Belmond Hotel en Deià. Supervisado por el chef ejecutivo Guillermo Méndez, ofrece refinados platos elaborados con ingredientes locales y sostenibles basados en un concepto KM0. Mis favoritos: ensalada de sandía a la parrilla y cigalas de mercado al carbón.

2. Restaurante Sebastiàn

El equipo de marido y mujer germano-irlandés ha dirigido este maravilloso restaurante desde 1994 en Deià, y todavía sigue desarrollando su actividad con ímpetu. Está ubicado en un antiguo establo del siglo XVIII, que conserva mucho de su encanto rústico y ofrece fabulosas vistas de las montañas circundantes. La carta cambia según la temporada y ofrece principalmente cocina de inspiración mediterránea, con pinceladas asiáticas que agregan un toque exótico.

1. Bens D’Avall

Inaugurado en 1971, este restaurante familiar de larga trayectoria está considerado como uno de los mejores de Mallorca. Se encuentra a las afueras del pueblo, en la cima de un acantilado que da a la costa oeste, lo que permite disfrutar de impresionantes vistas al mar y puestas de sol desde su amplia terraza. El chef, Jaume Vicens sigue los pasos de su familia, combinando los sabores tradicionales de Baleares con una gastronomía innovadora y productos de temporada, con resultados particularmente deliciosos.

Ya sea cordero de la Tramuntana o gambas de Sóller, casi siempre encontrarás productos locales en las cartas de los restaurantes de Deià. La cocina a menudo canaliza la pasión del chef por Mallorca, su cocina, productos y sabores, y suele tener un toque sofisticado que refleja los gustos de los adinerados residentes del pueblo. Las casas de piedra brindan un encanto romántico en invierno, mientras que el resto del año los comensales toman las terrazas para acompañar las comidas con vistas deslumbrantes.