Sabrosas propuestas siempre a tiempo

Fitness Kitchen te ayuda a ahorrar tiempo a la vez que eliges opciones sanas

De acuerdo con diferentes estudios, el ciudadano medio europeo invierte entre 6 y 13 horas semanales cocinando. Esta estimación no incluye ni la limpieza ni la compra, tareas a las que se suele dedicar el doble de tiempo.

El año pasado, antes de tener un bebé, me encantaba cocinar laboriosos platos. Me pasaba horas ojeando libros de recetas y no me importaba conducir una hora para comprar pasta de tamarindo, galanga o shiso. Me enorgullecía poder decir que apenas comíamos fuera. Después de tener el bebé, me llevo a la boca cualquier cosa que caiga de la bandeja de la trona de mi hijo.
Entra en Fitness Kitchen.

Cuando oí hablar por primera vez del servicio de comida a domicilio ideado por el entrenador personal Mark Anthony y por su hermano, Simon Saeidaei, no pude evitar mostrar cierto escepticismo. ¿Serían “comestibles” los tres platos y dos aperitivos que te envían a casa por 21 euros por persona y día? Decidí probarlo por mí misma.

Fitness Kitchen se basa en un plan de comidas semanal diseñado para seis días. Las diferentes propuestas se han creado teniendo en cuenta específicamente tus objetivos dietéticos y de bienestar. Los paquetes son variados e incluyen menús tanto para perder peso como para desarrollar la musculatura. Ambos hermanos son nutricionistas y a su juicio, todas aquellas dietas de moda que optan por eliminar los carbohidratos y elaborar diferentes menús a base de pechuga de pollo son difíciles de mantener a largo plazo.

En Fitness Kitchen abogan por una alimentación más equilibrada y estructurada, ofreciendo tres comidas diarias que se caracterizan por ser variadas, generosas y saciantes. Si los menús están dirigidos a deportistas modifican el número de calorías, aumentándolo o reduciéndolo teniendo en cuenta los días de entrenamiento. También ofrecen planes personalizados, en los que puedes elegir tus propias comidas. El menú es sorprendentemente diverso e interesante. Cada comida incluye un recuento de calorías, no tanto para que estés pendiente continuamente del número que ingieres, sino para que puedas ser consciente de lo que estás comiendo realmente.

Para desayunar, elegí buñuelos de huevos con pimientos y verduras. Tardé cuatro minutos en calentarlos en el horno y me resultaron muy saciantes. A mediodía degusté garbanzos al curry con patatas y judías verdes, tan buenos que parecían caseros. Me llevó siete minutos prepararlos. A la hora de la cena tardé cinco minutos en calentar un teriyaki de pollo que sabía a recién hecho. Contando el tiempo que me llevó limpiarlo todo, tardé 20 minutos en total en preparar las tres comidas, cifra que supone un ahorro diario de una hora y cuarenta minutos. Si multiplicamos esta cantidad por los días de la semana, el tiempo resultante equivale a la lectura de una novela, a diez clases de yoga o a toda una jornada laboral.

Los domingos y los miércoles las comidas se preparan desde cero utilizando ingredientes locales frescos y se entregan a domicilio en cualquier lugar de Palma. Se pueden elegir comidas con unas determinadas calorías y aperitivos para tres días. “Si necesitas comer pizza o helado un día para seguir con el plan, los domingos puedes comer lo que quieras”, afirma Mark. “Ahorras mucho tiempo al no tener que cocinar, y tu tiempo es valioso”. ¡No podría estar más de acuerdo!

Photos by Sara Savage

Contacto

La Dra. Helen Cummins es una editora de estilo de vida y emprendedora de éxito, que ha vivido y trabajado en Palma de Mallorca durante los últimos 20 años. Lanzó abcMallorca.com en 2003 y a día de hoy se ha convertido en uno de los sitios web más visitados de la isla con más de 6 millones de visitas al año.

Su plataforma web helencummins.com es una recopilación de todo lo que valora desde que se mudó a la isla, creó abcMallorca.com y formó una idílica vida en Son Vida con su esposo Georg y su hija Eva.

Slow Luxury Living es la esencia del contenido de su web hc /, que tiene como objetivo inspirar a todos aquellos que quieren reducir la velocidad y apreciar el estilo de vida mediterráneo. Junto con su equipo editorial, Helen selecciona las empresas y los lugares que se adhieren al movimiento SLOW: sostenible, local, orgánico y hecho con amor.

Instagram