Sabina Fluxá de Iberostar sobre el turismo sostenible

Grupo Iberostar tiene una agenda llena de buenos propósitos hasta 2030

Sabina Fluxá

La hija mayor del presidente de este gigante hotelero mallorquín, con presencia en 35 países, millones de clientes y más de 34.000 empleados, ha roto junto con su hermana Gloria, el liderazgo masculino, siendo excepciones en una cúpula empresarial donde siguen predominando los trajes y las corbatas.
Están trabajando con acierto visionario, en el movimiento Wave of Change para la eliminación de plásticos de un solo uso, el fomento del consumo responsable de pescado y el cuidado de la salud costera.

“Sin sostenibilidad no hay rentabilidad y sin rentabilidad no podemos ser sostenibles. La compañía entiende el turismo responsable como una realidad holística, que comienza en la misma construcción de un hotel, el cuidado del entorno, el bienestar de las personas, la gastronomía saludable y el entretenimiento que, sin disminuir la diversión, fortalece la educación de los más jóvenes en valores”, resalta Sabina con asertividad.

Es cercana y sincera, y desde su despacho en la sede corporativa del Grupo Iberostar, explica los cinco grandes compromisos de la agenda 2030, cuyo objetivo es consolidar a la empresa mallorquina en su liderazgo mundial de turismo responsable.

  • “En primer lugar, todos los hoteles Iberostar estarán libres de plástico de un solo uso en todas sus áreas a finales de 2020, libres de residuos para 2025 y neutrales en emisiones de carbono para 2030.”
  • “El consumo de pescado y mariscos en Iberostar será 100% de fuentes responsables para 2025.”
  • “También invertiremos en la salud de los ecosistemas en torno a todos sus hoteles comprometiéndose a haberla mejorado en 2030, aumentando así la calidad turística de los destinos.”
  • “Además, el 90% de los clientes alojados en Iberostar conocerán el movimiento Wave of Change para 2023 y éste supondrá uno de los principales factores para que el 60% de los clientes escojan Iberostar en 2025.”
  • “Y por último, el doble de hoteles que Iberostar tenga en cartera habrá adoptado la certificación de turismo responsable propia de Iberostar o de partners verificados para 2030”, expone la CEO.

Con toda esa artillería puesta en marcha, las cifras que obtiene la compañía son de vértigo. En 2019 consiguieron un ahorro anual de 607 toneladas de desperdicios plásticos y se convierte en la primera cadena hotelera del sur de Europa, República Dominicana y México que aseguró la cadena de custodia de pescado certificado. Involucrados en la investigación de salud costera desde el laboratorio de corales de República Dominicana, desde junio 2019, han creado también la cátedra Iberostar del Mar junto a la Universidad de las Islas Baleares, concediendo este año 10 becas para el estudio de la ecología marina.

“La sostenibilidad es el centro del negocio, no nos limitamos a un discurso corporativo sino que se ha trasladado realmente a nuestras operaciones.

Este año ha sido muy especial porque hemos asistido mi hermana Gloria y yo juntas a Davos, exponiendo con mayor fuerza, nuestros objetivos de sostenibilidad. Es una experiencia que mueve la conciencia colectiva, imprescindible para resolver los problemas globales. Es trabajo de todos, cambiar las pautas de consumo, mover masas, plantear nuevos retos educativos, diseñar nuevos procesos, nuevos modelos de relación,…”, relata con orgullo.

Photos by Sara Savage

Contacto