El arte de Amatsu

Medicina japonesa integrada en Miku Mallorca

Exploramos la antigua sabiduría y el poder curativo de la medicina integrada japonesa Amatsu a través del viaje de la practicante Kimmy Dobák. En el ámbito de la salud, existen numerosas vías de curación, cada una con su propio enfoque y filosofía. Uno de esos caminos, menos transitado pero no menos profundo, es el de la medicina integrada Amatsu. Procedente de Japón, Amatsu es un sistema holístico que combina antiguas tradiciones curativas con conocimientos modernos para tratar una amplia gama de dolencias y promover el bienestar general. Para profundizar en este fascinante campo, tuve el privilegio de conversar con Kimmy Dobák, una practicante y profesora profundamente inmersa en el arte y la filosofía de la medicina integrada Amatsu.

Miku Mallorca

La esencia Amatsu

”Entonces, ¿qué es la medicina integrada Amatsu?”. le pregunté a Kimmy al principio de nuestra conversación. Con un toque de reverencia en la voz, me explicó que Amatsu representa una fusión de prácticas curativas japonesas que aprovechan la capacidad innata del cuerpo para curarse a sí mismo. “Es una filosofía para nosotros”, dijo, subrayando que Amatsu trasciende el mero tratamiento y encarna una forma de vida centrada en el equilibrio y la armonía. El viaje de Kimmy al mundo de Amatsu comenzó con sus propios problemas de salud. Tras años de enfermedad debilitante y desilusión con la medicina occidental, se encontró en una encrucijada. Fue un encuentro fortuito con un practicante lo que la puso en el camino de la transformación. A través de una serie de tratamientos que la dejaron revitalizada y restaurada, Kimmy descubrió de primera mano el poder del Amatsu.

“Un modo de vida centrado en el equilibrio y la armonía”

El legado de la maestría

Mientras Kimmy contaba su historia personal, iluminó el linaje de Amatsu, remontándolo a sus orígenes en las antiguas tradiciones de los clanes ninja de Japón. En el corazón de este linaje se encuentra Dr. Chris Roworth, su maestro y mentor, que fue entrenado nada menos que por el Dr. Masaaki Hatsumi, el último ninja de Japón. Tras años de estudio y práctica, Chris se convirtió en custodio de esta sabiduría ancestral y la transmitió a Kimmy y otros 5, quienes son los únicos autorizados a enseñar, ya que cuentan con la licencia para ello. “Chris es mi gran maestro”, declaró Kimmy con un toque de orgullo, subrayando su papel fundamental en la preservación y difusión del arte del Amatsu en el mundo occidental.

En la práctica del Amatsu, explicó Kimmy, cada persona es considerada una expresión única de las fuerzas interconectadas de la mente, el cuerpo y el espíritu. Basándose en los principios de los cinco Godai -nutrición, entorno, mente, energía y físico-, los practicantes de Amatsu se esfuerzan por identificar y abordar las causas profundas del desequilibrio. El arte del diagnóstico, que abarca una evaluación holística de las señales y manifestaciones sutiles del cuerpo, es fundamental en este enfoque. Desde el diagnóstico lingual a la alineación esquelética, desde el drenaje visceral a la acupuntura, cada modalidad sirve de puerta de entrada para restablecer la armonía en el cuerpo.

“Siempre encontramos algo”, comenta Kimmy con una sonrisa de complicidad, subrayando que incluso las personas aparentemente sanas pueden beneficiarse de las ideas e intervenciones que ofrece Amatsu. Más allá del mero tratamiento de los síntomas, Amatsu permite a las personas embarcarse en un viaje de autodescubrimiento y autocuidado, un viaje guiado por la sabiduría de tradiciones ancestrales y la experiencia de profesionales cualificados. Con su clínica, Miku Mallorca, ahora establecida en Palma, Kimmy y su colega Emma Burn son pioneras en la expansión de Amatsu en España, dando la bienvenida a una clientela diversa que va desde los lugareños a los expatriados que buscan consuelo y restauración.

Texto por Ché Miller  |  Fotos de Sara Savage

Contacto

Miku Mallorca

Carrer dels Àngels, 9, Palma