Cocinando con la abuela

María Gibert

Ver el canal de YouTube de Maria Gibert y cómo espera con paciencia a que se cocine en el horno su especialidad favorita te hará pensar en tu abuela. Hizo uno de sus primeros platos, fideuá, cuando solo tenía nueve años, aunque la pasta no quedó demasiado bien y, como castigo, tuvo que comérsela ella, según recuerda con una sonrisa.

Maria Gibert perdió a sus padres cuando solo tenía veintiún años. Segunda de siete hermanos, tuvo entonces que hacerse cargo de la casa y se despertó en ella el entusiasmo por la cocina. Hoy le da alegría y vida, pero en aquellos tiempos implicaba “apañárselas para hacer algo rico con poco dinero, cosa que obligaba a tener mucha creatividad”, cuenta ella. Aprendió de su madre las primeras recetas de cocina tradicional, como las sopas mallorquinas, y luego siguió estudiando por su cuenta, inspirándose sobre todo en libros de recetas.

Uno no diría que Maria tiene 81 años. “Las clases de cocina me gustan más cuando asiste un montón de gente”, dice. “También me lo paso muy bien haciendo vídeos. La gente a veces me reconoce por la calle y se para a darme las gracias”. Después del fallecimiento del primer marido de Maria, su familia y amigos quisieron animarla y le pidieron que les enseñara a cocinar, cosa que ha seguido haciendo hasta hoy. En 2012, uno de sus nietos le propuso hacer una prueba con YouTube y, con razón, ella está muy orgullosa del resultado. “Soy una de las que tiene más seguidores”, dice. Con 27.000 en YouTube, es una de las cocineras de la isla con más éxito en esa red, donde tiene vídeos vistos en más de 200.000 ocasiones, algunos incluso más de 300.000 veces.

La cocina de temporada y los platos propios de las fiestas de Mallorca son importantes en la cocina de Maria. Le gusta comprar los ingredientes en el mercado de L’Olivar, aunque los productos más frescos se encuentran en el de Pere Garau, que sin embargo, para ella, ahora ya queda demasiado lejos. Maria dice que un mallorquín, o una persona que lleve viviendo aquí muchos años, por lo menos tendría que saber hacer empanadas de Semana Santa o pescado al horno. “Todo el mundo trabaja hoy en día y no hay tiempo para recetas complicadas”, admite. Entiende que la cocina de ahora es diferente, “pero hacer una buena salsa solo lleva ¡un par de minutos!”.

Un vistazo a su canal de YouTube muestra que los elogios le llegan de muchas partes, por la calidad de las recetas y el modo de explicarlas, como una auténtica abuela. Sus seguidores están en diferentes lugares del mundo; muchos son mallorquines que viven en el extranjero y quieren seguir en contacto con la cultura local. ¿Su secreto? “Con la cocina, hay que mantener la cabeza fría”, dice esta mujer de 81 años. “Hace poco hice raviolis y no salieron bien, pero nos los comimos de todos modos”.

El canal de YouTube Recetas Mallorquinas ofrece más de cien recetas típicas de la isla. Tiene primeros platos como la sopa de almendras o la ensalada payesa y clásicos como el frito mallorquín o las sopas mallorquinas. También hay platos más elaborados, como la caldereta de bogavante, y postres, como los cuartos y la tarta de almendras.
Maria comparte en exclusiva con abcMallorca uno de sus platos favoritos para el verano:

Photos by Sara Savage