Natasha Zupan – La belleza de una vida apasionante

La pintora Natasha Zupan, nacida en Georgia (USA), criada en Europa y graduada en Bellas Artes por la Universidad de Yale, lleva el talento impregnado en su ADN gracias a su padre, el artista de prestigio internacional y origen esloveno; Bruno Zupan, y la belleza de su madre, Jane.

Reside en Valldemossa en una casa de piedra e interior de estilo ecléctico ,que compró a la familia Swarovski. Tras múltiples exhibiciones en Boston, California, Milán, Estocolmo y también Nueva York donde acuden personajes de la talla de Michael Douglas, Catherine Zeta-Jones ó Claudia Schiffer entre otros, la artista ha sido objeto de un reportaje en el Vanity Fair italiano y musa de la firma de moda Larusmiani, además de que Mattel le encargara un cuadro sobre la muñeca Barbie con motivo del 50 aniversario de la misma.

Como ha sido tu infancia viajando por todo el Mundo?
Mi padre es pintor y vivimos entre Mallorca, Paris, Venecia y EEUU en su búsqueda de la luz perfecta, ya que es paisajista. Debido a ello, cambié de colegio más de diez veces pero me ha dado mucha perspectiva conocer tantas culturas distintas.

Y decidiste convertir Mallorca en tu base.
Siempre volvíamos a Mallorca para pasar el verano. Nunca me planteé vivir aquí pero vine para descansar después de un divorcio y después volver a NYC pero quería echar raíces y compré una casa que convertí en mi hogar. Con internet y vuelos a todas las ciudades del Mundo, se puede vivir en Mallorca como en una gran metrópolis pero con la paz y tranquilidad que precisa un artista. Viajo constantemente para inspirarme, vivo 3 meses al año en NYC, acudo a la Bienal de Venecia, Art Bassel de Miami y muchas otras. Investigo y luego vuelvo aquí para desarrollar mi arte.

Tu padre ha sido fundamental para decidir tu carrera.
Obviamente, es genético.  A los 6 años ya sabía que quería ser artista y copiaba a Picasso. Era algo natural. Mi padre siempre dice que “la manzana nunca cae muy lejos del árbol”.

Cambias a menudo de estilo.
Si, pero es parte del diálogo. Hablo 5 idiomas y he conocido muchas culturas. El estilo no es más que un diálogo artístico, una manera de representar las cosas. Siempre he vivido la estética. De pequeña estudié con Xim Torrens Lladó y viajaba a Paris y Venecia.

Muchos personajes importantes tienen un cuadro tuyo, se pueden citar?
No creo que porque algunos famosos posean mis cuadros, eso me haga mejor artista. Me han comprado cuadros actores de cine y TV internacionales, modelos, millonarios árabes, dueños de grandes empresas, músicos, algunos museos para colecciones privadas, pero prefiero mantener su privacidad. Te puedo mencionar a escritores como Erica Jong (símbolo de la revolución femenina de los 70 en USA), Zang Toi (diseñador de moda de estrellas de la alfombra roja), Princess Michael of Kent, la familia Swarovski from Austria, Hubert de Ornano (Fundador de Sisley), etc.

Lo último que has hecho.
Hace unos meses, “Zupan & Zupan” , una exposición junto con mi padre en la Galerie D’Orsay de Boston que tuvo muchísimo éxito.

Cual es tu próximo proyecto?
Se titula “White Lies” (Mentiras Piadosas), aunque por ahora prefiero mantener en secreto donde se expondrá. Todos son cuadros blancos y tratan sobre la mentira del arte. Une todos mis estilos y es un diálogo conceptual sobre la representación de las cosas.

Vanity Fair Italia publicó un articulo sobre ti y Larusmiani te adopto como musa para su campaña, como surgió?
Larusmiani, es una empresa que produce tejidos para las firmas de moda Italiana más importantes del mundo y en mis cuadros utilizo mucho la yuxtaposición de telas, una base que proviene del surrealismo. Mezclo cosas del S.XVIII con algo muy contemporáneo. La firma tiene como heredero a Guglielmo Miani (su abuelo fue sastre del Duque de Windsor y Charles Chaplin)  que es a su vez, Presidente de la Asociación Via Montenapoleone.  Me conoció porque asistí al Salón Mobile de Milán en el que se exhibía una lámpara que yo había diseñado para Swarovski. En una cena, él estaba con su nuevo diseñador Liborio Capizzi ( ex – Director creativo de Gianfranco Ferré) y se acercaron para ofrecerme ser su musa para la nueva colección de mujer. Ellos, al saber que usaba tejidos en mis obras, me dieron muchísimas telas y les hice un cuadro para su flagship store en Via Montenapoleone de Milán. Representantes de la revista Vanity Fair vinieron a la presentación, les encantó mi cuadro, luego me conocieron y ya me propusieron publicar un articulo sobre mi profesión y mi vida.

Tus padrinos son también artistas.
Marilyn e Iván Nagy son mis padrinos, grandes figuras de la danza, ahora retirados en Mallorca. Iván era la pareja preferida de Margot Fontaine o Natalia Makarova y fue Director del English National Ballet del que Diana de Gales era patrona. Ambos eran íntimos amigos, así como de todos las figuras del momento como Pavarotti. Mis padrinos asistieron a la boda de los Príncipies Rainiero y Gracia de Mónaco, junto con Maria Callas y mi madrina me regalo el vestido que usó y que posteriormente convertí en un cuadro. Ha tenido una vida fascinante, de gran fama y ahora vive aquí. Iván siempre me dice que un artista nunca cambia su ser, siempre es el mismo… famoso ó no. Mi padre e Iván han sido mis figuras masculinas mas dominantes.

Me planteo ser artista hasta el final de mis días, es una vocación, como entrar en clausura. Soy pintora para lo bueno y para lo malo y vivo exclusivamente de ello. www.natashazupan.com

Address details