Los 10 mejores restaurantes de Alaró

Auténtica comida isleña y sabores del Mediterráneo

Aunque no hay mucha gastronomía de vanguardia, Alaró sí tiene una buena colección de acogedores restaurantes que, sin pretensiones, ofrecen una excelente cocina local, junto con una amplia gama de clásicos inspirados en el Mediterráneo. Para una comida con sobremesa en una soleada terraza o una cena íntima en un antiguo edificio, los restaurantes del pueblo atraen a una interesante mezcla de comensales, desde fieles lugareños a turistas de paso por la localidad.

1. El Trastero

Ubicado en el corazón del antiguo Alaró, este acogedor y peculiar restaurante es el principal centro social del vecindario. Con una mezcla de mallorquines y extranjeros, tiene una carta sin pretensiones, pero con deliciosos platos, tanto de la cocina casera de la isla como de otros lugares, desde Argentina hasta Asia. Una colección de curiosidades retro adorna el espacio interior, aunque la mayoría de los clientes optan por el agradable ambiente de la terraza, que da a la plaza Cabrit i Bassa.

2. Es Verger

A mitad de camino en la subida al Puig d’Alaró, Es Verger es, sin duda, el restaurante más conocido de la zona, tanto por su ambiente como por su delicioso cordero, que se cocina a fuego lento. En un rústico y sencillo establecimiento, te encuentras al entrar con el embriagador humo de la madera y la carne asada, así que te llevarás el aroma a casa. Es perfecto para comer tras haber llegado hasta el castillo de Alaró, aunque su popularidad hace que pueda ser difícil conseguir mesa.

3. Vila Cinc

Ubicado en la plaza principal de Alaró, Vila Cinc es el mejor lugar para disfrutar de una comida en el centro del pueblo. Las mesas de la terraza son perfectas para absorber el ambiente del lugar y acompañan bien a su excelente carta, que se centra principalmente en la comida italiana y española. El servicio es amable y eficiente, y los precios son razonables, especialmente si consideramos que las cantidades son muy generosas. ¡Ve con hambre!

4. La Bufala

Mucha gente piensa que este auténtico restaurante italiano sirve la mejor pizza del pueblo, e incluso de la isla. Da fe de ello el premio que ganó por sus pizzas, que se preparan en horno de leña. Además, se pueden pedir por metros para que toda la mesa las comparta. El restaurante también tiene pasta fresca y otros platos de pescado y carne típicamente italianos. Un amplio patio proporciona el lugar perfecto para disfrutar de una comida al aire libre.

5. Cabrit i Bassa

Ubicado frente a El Trastero y tomando el nombre de la pequeña plaza donde se halla, Cabrit i Bassa es el lugar al que acudir si buscas verdadera cocina de estilo español. Las deliciosas paellas son su mayor atractivo, junto con tapas abundantes y muchos platos típicamente mallorquines. Negocio familiar, este restaurante también ofrece comida para llevar, si prefieres disfrutar de la paella en tu casa.

6. Restaurante Traffic

Parte del Hotel Can Xim, el Traffic tiene dos comedores distintos. Ideal para comer, cuenta con una terraza junto a la piscina que ofrece un ambiente agradablemente soleado. En el interior, una encantadora e histórica sala, con vigas de madera y arcos de piedra, resulta perfecta para una cena. El jefe de cocina es un experto en gastronomía mallorquina, pero la carta abarca especialidades de todo el Mediterráneo. La calidad de la comida es excelente, aunque algunos piensan que el servicio deja que desear.

7. Sa Tafona

Ubicado en una antigua almazara (de donde recibe su nombre), Sa Tafona juega con creativas interpretaciones de la cocina mediterránea tradicional, que se presentan de forma vistosa y están llenas de sabor. En el interior, la decoración combina con elegancia detalles de estilo industrial chic con paredes de piedra tradicionales y techos altos. También hay una recoleta terraza, perfecta para disfrutar de una cena romántica en una cálida noche.

8. Restaurante Terra Mar & Foc

Si buscas un buen bistec, lo encontrarás en este excelente asador. Junto con deliciosos cortes de carne de gran calidad, ofrece todo tipo de carnes y mariscos a la parrilla. Su variada carta también incluye tapas y una buena selección de platos para vegetarianos. Las personas que quieran cuidarse además pueden elegir entre cantidad de ensaladas y batidos.

9. Sa Fonda

Tener éxito entre los lugareños siempre es una buena señal, y aquí a menudo encontrarás a mucha gente de la isla disfrutando de una típica comida. El cordero cocinado a fuego lento es una de sus especialidades, junto con muchos otros platos de la auténtica cocina mallorquina. También hay una buena selección de pizzas y pastas, además de generosas tapas.

10. Mons Apart

Sin duda, la antigua casa en la que se halla hace que este bar-restaurante tenga un ambiente acogedor. Sin pretensiones, su carta ofrece sustanciosos platos de carne, marisco y una buena variedad de tapas. Las hamburguesas caseras tiene mucho éxito y también vale la pena probar los calamares a la plancha. Por la noche, el ambiente se anima.

Desde los calamares a la parrilla hasta el cordero cocinado a fuego lento, las cocinas de los restaurantes de Alaró no tratan de inventar nada nuevo, sino que confían en los clásicos. Los platos suelen ser sustanciosos y sabrosos. En un crisol de gastronomía mediterránea, se halla además una interesante dosis de cocina de inspiración mallorquina.

La Dra. Helen Cummins es una editora de estilo de vida y emprendedora de éxito, que ha vivido y trabajado en Palma de Mallorca durante los últimos 20 años. Lanzó abcMallorca.com en 2003 y a día de hoy se ha convertido en uno de los sitios web más visitados de la isla con más de 6 millones de visitas al año.

Su plataforma web helencummins.com es una recopilación de todo lo que valora desde que se mudó a la isla, creó abcMallorca.com y formó una idílica vida en Son Vida con su esposo Georg y su hija Eva.

Slow Luxury Living es la esencia del contenido de su web hc /, que tiene como objetivo inspirar a todos aquellos que quieren reducir la velocidad y apreciar el estilo de vida mediterráneo. Junto con su equipo editorial, Helen selecciona las empresas y los lugares que se adhieren al movimiento SLOW: sostenible, local, orgánico y hecho con amor.

Instagram