Alaró

Donde convergen la auténtica Mallorca y una comunidad única

Castell d’Alaró

En un pintoresco valle, entre dos montañas gemelas de la majestuosa sierra de Tramuntana, Alaró es un pueblo con un entorno tan espléndido como apartado. Se dice que sus orígenes se remontan a la dominación árabe de la isla, como parte de una propiedad llamada Oloron. La historia está también presente en el trazado de sus estrechas calles, flanqueadas por una encantadora y secular arquitectura.

A pesar de su atractivo como pueblo tranquilo, Alaró se ha mantenido relativamente al margen de la gran afluencia turística que registran muchos otros lugares de la isla. De ahí que haya aumentado su popularidad entre los extranjeros que buscan vivir en algún sitio que les permita experimentar la auténtica Mallorca. Como resultado, el municipio cuenta con una próspera comunidad de gentes de orígenes diferentes, que han echado raíces en el pueblo y sus alrededores, atraídas también por la diversidad de la oferta inmobiliaria, desde típicas casas de pueblo hasta grandes fincas rústicas.

Eso no significa que la localidad no cuente con atractivo turístico. Además del encanto de su animada plaza y unas calles excelentes para pasear, es un buen punto de partida para aquellos que deseen explorar la isla. Los excursionistas y ciclistas encontrarán aquí multitud de senderos bordeados por pinos y carreteras de montaña bien mantenidas para explorar los escénicos alrededores.

Aunque el pueblo es apreciado por su tranquilidad, también acoge numerosas fiestas, principalmente durante los meses de verano, cuando las procesiones, bailes y música toman la localidad.

Datos sobre Alaró

Idiomas

El catalán en su modalidad local (o mallorquín) es cooficial con el español. Al tener muchos residentes extranjeros, aquí también se hablan el inglés y el alemán.

Actividades productivas

Si bien quedan vestigios de la antigua industria del cuero, gran parte de la actividad del municipio ahora se centra en el sector inmobiliario.

Colegios internacionales

No hay ninguno en el municipio, aunque Alaró está bien comunicado con la prestigiosa The Academy International School, que está a unos 20 minutos en coche. Aún más cerca, en el vecino municipio de Santa Maria del Camí, se halla The Montessori School of Mallorca, de orientación británica.

Distancias

30 minutos en coche del aeropuerto
30 minutos en coche de Palma
35 minutos en coche del puerto de Alcúdia
25 minutos en coche del hospital Son Espases

Transporte

Autobús: La línea L320 lleva directamente a Consell, donde se puede coger el tren a Palma.
Aparcamiento: Es complicado por las estrechas calles del centro del pueblo y las restricciones al tráfico. Sin embargo, hay dos aparcamientos públicos, en el extremo norte de la localidad y a la entrada de Los Damunts.
Taxi: Tiene servicio de taxi las 24 horas con Taxi Alaró.

El castillo de Alaró

Castell d’Alaró

Si hay algo por lo que Alaró es conocido, es su excursión desde el centro del pueblo hasta las famosas ruinas del castillo. Es una de las rutas de senderismo más populares de la isla y supone una caminata cuesta arriba de dos horas, hasta llegar al castillo. A más de 800 metros sobre el nivel del mar, se cree que la antigua fortaleza fue construida por los cristianos para protegerse de los piratas invasores, ¡un importante problema durante gran parte de la historia de Mallorca!

La excursión es parte de la ruta de la piedra en seco de la isla, aunque se puede hacer en coche la mayor parte del camino y aparcar en el restaurante Es Verger, famoso por su fabuloso cordero. Rodeado de antiguos olivos y montañas cubiertas de pinos, incluso aquí el paisaje ya es maravillosamente pintoresco. Sin embargo, a unos 40 minutos de caminata (y muchos escalones), se halla el castillo, ubicado en una formación rocosa con impresionantes vistas sobre el bonito valle de Alaró, que se extienden hasta la bahía de Palma.

Además, éste es el único castillo donde puedes quedarte a dormir, en una casa de huéspedes bastante rústica con dormitorios compartidos. No obstante, la mayoría de gente prefiere maravillarse ante la vista con una bebida o una comida ligera del restaurante, antes de regresar al pueblo.

Consejos de HC:

  • «La mejor manera de conocer el pasado de Alaró en el sector del calzado es visitar la tienda de la fábrica Tony Mora, especializada en botas vaqueras. Allí puedes crear tu propio diseño con cualquier tipo de piel, desde la de bovino hasta la de serpiente».
  • «Para refrescarte en un caluroso día de verano, ve a La Isla del Gelato. Se ha convertido en un lugar muy conocido que, además de vender helados artesanales totalmente naturales, cuenta con uno de los mejores cafés de la isla».
  • “Me encanta la filosofía de Viveco. Es una tienda consagrada a proporcionar todo tipo de productos para una vida sostenible, con todo, desde pajitas de bambú hasta jabones orgánicos».

Alaró en fotos

Experimenta Alaró

Con una reducida afluencia de turistas, Alaró ha conservado su encanto tradicional y disfruta de un ritmo de vida tranquilo. Sus edificios de piedra arenisca y calles empedradas son el telón de fondo perfecto para tomarse un cortado en la plaza. O, si necesitas amplio espacio natural y aire fresco, sus alrededores ofrecen el paisaje perfecto para caminar, montar en bicicleta y hacer senderismo. En Alaró, los residentes de Palma encontrarán un buen lugar para darse un respiro de la ciudad.

Eventos en Alaró

Fiesta de Sant Pere

La zona más antigua del pueblo, Los Damunts, acoge esta animada fiesta en junio. Tiene todos los elementos típicamente mallorquines: demonios, bailes folclóricos y un espectacular correfuego.

Fiestas de Sant Roc

Durante la semana anterior al 16 de agosto, Alaró celebra las fiestas de su patrón, Sant Roc. El animado programa ofrece procesiones y actividades culturales para juerguistas de todas las edades. También hay muchos deportes en los que participar, desde pádel hasta competiciones de voleibol.

Feria gremial

Se celebra anualmente, el primer domingo de octubre. Es una feria artesanal de un día que rinde homenaje a las tradiciones de la isla, junto con demostraciones, bailes y muchos puestos que venden comida típica mallorquina.

Festival de teatro S’Apuntador

Creado en 2016, este festival de teatro tiene lugar durante un fin de semana de noviembre, con obras de teatro y representaciones teatrales de diferentes dimensiones, organizadas en varios lugares.

Restaurantes en Alaró

Terra Mar & Foc Restaurant

Para ser un pueblo de tan modestas dimensiones, Alaró tiene un gran número de buenos restaurantes. La mayoría sirven platos sustanciosos, tanto de la cocina típicamente mallorquina como del resto del Mediterráneo. El tradicional cordero asado a fuego lento de Es Verger puso este municipio en el mapa gastronómico, cuando el chef británico Rick Stein dijo que era el mejor que había probado en su vida. Pero el pueblo y sus alrededores también ofrecen otras experiencias gastronómicas interesantes.

La mayoría de los restaurantes del pueblo se encuentran en el centro y zonas adyacentes. Muchos están en edificios antiguos, donde las vigas a la vista y los muros de piedra añaden encanto y crean ambiente. Sa Tafona todavía mantiene su antiguo espíritu de vieja almazara, mientras que Vila Cinc combina elementos tradicionales con un ambiente elegante y contemporáneo. La cocina italiana está bien representada; La Bufala es un buen ejemplo de ello. Y la auténtica comida mallorquina se halla en Sa Fonda y Cabrit i Bassa. Sin embargo, destaca El Trastero, por una excelente carta que ofrece una sabrosa mezcla de sabores locales e internacionales.

Consejos gastronómicos de HC

  • «En realidad, el famoso cordero asado a fuego lento de Es Verger es imbatible, pero hay que pedir mesa en el restaurante principal, para evitar acabar en un antiguo establo sin vistas».
  • “Regentado por una familia, el restaurante Cabrit i Bassa de Los Damunts tiene una de las mejores paellas del pueblo. Si prefieres quedarte en casa, puedes encargarla y pasar a recogerla cuando te vaya mejor».
  • «Para quien quiera sentir el pulso de la comunidad local, El Trastero es uno de los puntos de encuentro más populares, que suele estar animado con lugareños que se ponen al día con un bocado y alguna que otra copa».

Ocio nocturno en Alaró

Bar Sa Plaça

No sorprende nada que este apacible pueblo no tenga demasiada oferta de ocio nocturno. Eso no quiere decir que no haya lugares a los que ir si te apetece un poco de animación vespertina. Aunque no hay establecimientos para bailar hasta el amanecer, no escasean los bares y restaurantes donde puedes relajarte y disfrutar del ambiente nocturno.

Acros, justo en el centro del pueblo, es uno de los más populares, con un sonriente servicio y una buena selección de tapas para calmar el hambre. Abierto desde hace más de veinte años, el Bar Sa Plaça ofrece la tradicional experiencia de cafetería-bar, con una gran terraza donde se pueden tomar cañas hasta la medianoche. Si prefieres tu cerveza artesanal, Alaró alberga la famosa cervecería Forastera (la palabra que se usa en la isla para referirse a los foráneos). Además de degustaciones y recorridos por la cervecería, su taberna abre hasta tarde los fines de semana y permite así disfrutar de cualquiera de sus cervezas, todas 100 % artesanales.

Hoteles en Alaró

Ca Sa Tieta Hotel

No hay muchos hoteles en Alaró, pero la arquitectura tradicional del pueblo es el escenario perfecto para algunos establecimientos boutique. El Petit Hotel Alaró destaca por su renovado encanto decimonónico, un patio lleno de flores y su piscina, mientras que el elegante Ca Sa Tieta compite bien con él. Con vistas a la plaza principal, no hay nada más céntrico que Can Xim, que también cuenta con una piscina sorprendentemente grande y el excelente restaurante Traffic. Si se busca algo un poco más sencillo, el Hostal Can Tiu ofrece alojamiento económico y céntrico, con vistosas habitaciones y un auténtico ambiente hogareño.

Para quienes prefieran un lugar más rústico, el Hotel Rural S’Olivaret tiene una maravillosa ubicación, en el valle que lleva hacia el pueblecito de Orient. Esta tradicional finca ha sido reformada con idea de aunar historia, serenidad y lujo. En las afueras del pueblo, muchas de las habitaciones del hotel El Nido ofrecen vistas a las montañas, así como a un hermoso y frondoso jardín. El lugar también está a un corto paseo del centro del pueblo.

Oferta inmobiliaria en Alaró

La mayoría de los extranjeros que quieren instalarse en Alaró buscan alguna de estas dos clases de propiedades. Quienes apuestan por el pueblo, en cualquier momento encontrarán en el mercado inmobiliario una buena selección de casas. Un presupuesto más modesto permitirá adquirir una vivienda moderna pero necesitada de reforma, mientras que los más pudientes podrán comprar una casa antigua ya modernizada que mantenga sus elementos originales. La zona más antigua de Alaró, Los Damunts, que es la más demandada, es apacible durante todo el año y está bien comunicada, tanto con el centro del pueblo como con el campo.

Alternativamente, hay quien aspira a tener un hogar más bucólico en los bonitos alrededores. Allí hay no pocas fincas, en diferentes estados de mantenimiento. Si estás dispuesto a hacer obra, puedes comprar una casa solariega en ruinas con mucho terreno por el mismo precio que una vivienda en el pueblo. O, si tienes unos cuantos millones para hacer la operación, puedes adquirir la propiedad ya acondicionada. También encontrarás algunas fincas de nueva construcción de tamaño más modesto, que tienden a tener un precio menor, con todas las comodidades modernas ya incorporadas.

Mucha gente hace bien en alquilar en la zona antes de decidirse a comprar, aunque esto ha aumentado los precios del alquiler en este lugar.

Negocios y trabajo en Alaró

Cycling Planet

Aunque Alaró fue en su día uno de los centros industriales de la isla ―llegó a albergar treinta fábricas de calzado―, hoy queda poco de ese pasado. El cultivo tradicional de almendros y olivos sigue teniendo presencia en la economía local, pero la mayoría de las empresas que han surgido en los últimos años son propiedad de extranjeros interesados en la sostenibilidad y la actividad al aire libre.

El creciente dinamismo del mercado inmobiliario en la zona propicia la actividad de empresas de este sector, que en gran medida se orientan hacia el cliente extranjero. El municipio también registra auge turístico, como resultado de la promoción en la isla de actividades como el senderismo y el ciclismo.

Gran parte de la población extranjera trabaja a distancia, a menudo en actividades creativas, para las que, gracias a internet, no existen las distancias. Prueba de ello es la apertura del primer espacio de cotrabajo de Alaró, Somos Studios, un vibrante centro comunitario diseñado para que personas de ideas afines puedan compartir iniciativas, inspirarse y trabajar en un buen ambiente.

Lista de empresas recomendadas por HC:

Gente: lugareños y famosos

Alaró cuenta con la ventaja de tener una perfecta combinación de lugareños y residentes extranjeros, de toda Europa y más allá. Así, el ambiente es cosmopolita, al tiempo que se ha preservado el encanto tradicional del pueblo. Todos los que viven allí hablan del fuerte espíritu de comunidad, no solo entre los extranjeros, sino conjuntamente con los nacidos en la isla, algo que, desafortunadamente, no ocurre en todos los lugares de Mallorca.

La mayoría de las personas que decidieron instalarse aquí lo hicieron en busca de una forma de vida más sencilla, lejos del estrés y las tensiones del mundo actual. Gente urbana y con una trayectoria de éxito han creado aquí un hogar para estar más cerca de la naturaleza y llevar un ritmo de vida más pausado, aunque Palma y su animación siguen estando bastante cerca. El pueblo también alberga a gente del mundo de la náutica, tal vez interesada en alejarse por un tiempo del mar.

El empresario y coleccionista de arte estadounidense Drew Aaron y su esposa, la supermodelo checa Hana Soukupová, se mudaron a Alaró tras enamorarse de su entorno rural, aunque, como muchos, también creen que su ubicación es muy conveniente.

En resumen

Alaró es uno de esos lugares donde todo parece encajar a la perfección. Su rica historia está muy presente, en su bonita y tradicional arquitectura y en sus apacibles plazas. En las estribaciones de la sierra de Tramuntana, cuenta con bellas vistas de las montañas desde sus calles, además de fácil acceso a algunas de las mejores rutas de senderismo y ciclismo de Mallorca.

Los residentes extranjeros, que suelen buscar aquí un ritmo de vida más pausado y un mayor contacto con la naturaleza, se han integrado en una comunidad que vela por las tradiciones y la cultura de la localidad. Pero, como suelen hacer los recién llegados, han aportado nueva energía, a través de la creación de empresas y negocios creativos. Y, sobre todo, Alaró destaca por su espíritu de comunidad, una comunidad que acoge y ofrece un apoyo que no se encuentra en demasiados lugares de la isla.

La Dra. Helen Cummins es una editora de estilo de vida y emprendedora de éxito, que ha vivido y trabajado en Palma de Mallorca durante los últimos 20 años. Lanzó abcMallorca.com en 2003 y a día de hoy se ha convertido en uno de los sitios web más visitados de la isla con más de 6 millones de visitas al año.

Su plataforma web helencummins.com es una recopilación de todo lo que valora desde que se mudó a la isla, creó abcMallorca.com y formó una idílica vida en Son Vida con su esposo Georg y su hija Eva.

Slow Luxury Living es la esencia del contenido de su web hc /, que tiene como objetivo inspirar a todos aquellos que quieren reducir la velocidad y apreciar el estilo de vida mediterráneo. Junto con su equipo editorial, Helen selecciona las empresas y los lugares que se adhieren al movimiento SLOW: sostenible, local, orgánico y hecho con amor.

Instagram