Muebles funky y más en Dusty Deco en Palma

Escucha lo que Edin y Lina Kjellvertz tienen que decir sobre cómo aportar calidez y carácter genuinos a su hogar.

Lina and Edin Kjellvertz

En la vanguardista ciudad de Estocolmo, Edin y Lina Kjellvertz vieron un hueco en el mercado de las antigüedades del viejo mundo. Sus viajes por los mercadillos del sur de Francia despertaron su pasión por los muebles vintage, pero por piezas que fueran auténticas y únicas con una historia que contar. Un mundo alejado de la producción en masa de H&M, donde Lina trabajaba entonces en el sector de la moda. Sus vidas necesitaban una chispa, así que se arriesgaron y abrieron su propia tienda vintage ecléctica, Dusty Deco. 10 años después, con dos hijos y cuatro tiendas más, Edin y Lina se sintieron preparados para su siguiente reto. Esta vez iba a ser en un lugar con cielos más despejados. En la capital de las Islas Baleares, Palma de Mallorca.

Electrizante pero acogedor

En una calle empedrada del casco antiguo de Palma es donde Edin y Lina decidieron abrir su nueva Dusty Deco. La tienda de diseño se encuentra en un gran palacio mallorquín justo al lado de la empedrada calle Sant Jaume, lleno hasta los topes de sus propios tesoros de época. “El palacio es propiedad de la familia Morell, que tiene uno de los árboles genealógicos más antiguos de Mallorca. Estamos viviendo y respirando la historia sólo por estar aquí”, dice Edin. Nos hace pasar a su majestuosa sala de recepción, donde los altos techos españoles albergan obras de arte escandinavas, pantallas de arpillera y máscaras africanas. La mezcla es electrizante pero extrañamente acogedora, como si estuviéramos en su casa. Lo compartimos con Edin, que esboza una sonrisa. “Así es exactamente como queremos que te sientas. Dusty Deco es un hogar que inspira a otros hogares, está habitado”. Lina le mira y está de acuerdo. “Pensamos en el día a día. La cocina de nuestra casa es todo en uno: bebés, perros, una mesa de cocina llena de materiales… donde se une todo. No se puede separar el diseño de lo cotidiano, ambos se difuminan”.

Dusty DecoConseguir el aspecto deseado

La pareja nos enseña su histórico edificio que, al clásico estilo palaciego, no tiene fin. Cada habitación grandiosa lleva a la siguiente, unidas de forma innovadora por el gusto ecléctico de Edin y Lina en cuanto a obras de arte, hallazgos vintage y texturas acogedoras. Les preguntamos cuál creen es la clave para crear un aspecto fuerte e icónico. Edin responde en primer lugar. “No pienses ni analices demasiado. Compra cosas que te gusten y no tengas miedo de probar, por muy contradictorio que parezca al principio. Pon un clavo en la pared y mezcla siempre lo viejo y lo nuevo”. Se hace a un lado, señalando la alfombra. “Empieza con una alfombra grande y construye alrededor de ella: crea el primer punto focal”. Lina le sigue. “Edin ya lo ha dicho, el diseño siempre debe ser personal. Aunque haya mil estilos, mézclalos y lo sentirás tuyo”.

La visión creativa combinada de la pareja se ha traducido en una acogedora sala de exposición de piezas, incluida su propia línea de alfombras, sillas y mesas de centro escandinavas. Ahora sólo falta expandir la marca Dusty en España, Edin dice que le gustaría adaptar a un hotel o incluso como línea de ropa. Sea lo que sea lo que decidan hacer, estamos seguros de que el dúo no perderá tiempo en analizar en exceso. Al más puro estilo de Dusty, se desharán de las telarañas y sacudirán el mercado del diseño con algo que no suponga ningún esfuerzo.

Texto de Rosie Foot
Photos de Sara Savage