Calzado de la mejor calidad para explorar el mundo

Calzados Bestard produce zapatos de la mejor calidad desde hace 75 años

Pedro Bestard

Los amantes del senderismo seguro que ya lo saben, y a los que no estén familiarizados con esta actividad les sorprenderá: en la pequeña localidad de Lloseta, en Mallorca, una empresa fabrica botas de montaña de primera calidad. Bestard Boots lleva en el negocio desde hace 75 años. En la época de su fundador, Antonio Bestard, la empresa, predominantemente familiar, comenzó fabricando calzado masculino. Los trabajadores que tenían buena mano lograban fabricar un par al día.

Durante muchos años el negocio familiar cosechó numerosos éxitos. Sin embargo, la creciente competitividad en la industria del calzado abocó a un replanteamiento del modelo de negocio de la empresa, que se encaminaba a una crisis. En la década de los años 70, la segunda generación de la familia Bestard se puso al frente y encontró la respuesta a este problema. Así, decidieron llevar a cabo una especialización. Les encantaba que en Mallorca se pudieran hacer tantas excursiones, algo que no resulta sorprendente si tenemos en cuenta las maravillosas rutas de senderismo que se pueden encontrar en la Serra de Tramuntana o en la Sierra de Levante. Tras llevar a cabo una serie de investigaciones, leer y asistir a diversas ferias, a los propietarios no les resultó difícil tomar una decisión y en 1975 se fabricó la primera bota de montaña Bestard.

En la actualidad la empresa está muy especializada y fabrica y vende todos los posibles tipos de botas de montaña que te puedas imaginar, que destacan por su perfección. Y a pesar de las presiones alcistas sobre los precios, cerca del 50% de la producción sigue teniendo lugar en Mallorca.

“Nos definimos a través de la calidad, la especialización y la utilización de las tecnologías más vanguardistas. Gracias a estas características, nos posicionamos en el segmento de precios medio – alto. No es posible hacerlo de otro modo si queremos seguir fabricando en Mallorca a largo plazo”, afirma Esperanza Bestard. Desde hace años, es miembro del equipo de gestión y en la actualidad forma parte de la tercera generación. Su tío, Pedro Bestard, de 66 años, todavía sigue al pie del cañón. Así se asegura de que las botas son de primera calidad. ¡Se trata de una empresa familiar por antonomasia!

Bestard Boots apuesta por la innovación y no se amilana ante los nuevos tipos de calzado. Así, la empresa se ha encargado de la fabricación de las botas para el ejército español y para los cazadores de las latitudes más septentrionales. “No podrías llevar este tipo de calzado en Mallorca, porque aquí hace demasiado calor”, explica Gabriel Company, que lleva trabajando en calidad de responsable de marketing desde hace más de 20 años. Si alguna vez tienes la oportunidad de cruzarte con un cazador en Escocia, pregúntale de qué marca son los zapatos que lleva. Puede que estén “Hechos en Mallorca”.

La principal baza de la empresa es la fabricación de botas de montaña de alta calidad que también son aptas para terrenos extremos. Por ejemplo, Bestard Boots es una de las pocas empresas a nivel mundial que fabrica calzado especial para descender cañones y atravesar ríos salvajes. Sin embargo, gracias a la gama multifuncional “Trail Walking”, que se caracteriza por su bonito diseño, Bestard Boots también ofrece la posibilidad de realizar caminatas más relajadas a través de pequeñas cordilleras, como las que se incluyen en ciertos tramos de la Ruta de Pedra en Sec (Ruta de Piedra en Seco), o dar paseos más largos por la ciudad.

Uno de los problemas a los que ha tenido que hacer frente la compañía, aparte de los mayores gastos en logística y de los altos costes en los que incurre derivados del hecho de tener su sede en la isla, es la dificultad de encontrar empleados cualificados. Antiguamente existía un curso oficial de formación pero se dejó de impartir a pesar del hecho de que Camper, el famoso fabricante de calzado que es como el “hermano mayor”, por así decirlo, está radicado en Inca. Para contrarrestar la falta de nuevos empleados, Bestard Boots, en cooperación con el Museo del Calzado de Inca, ha puesto en marcha un curso de formación dual con aprendices similar al sistema de formación dual alemán, tenido en muy alta estima a nivel internacional.

Gracias a los aprendices y al lanzamiento de un nuevo e innovador modelo a finales de 2018, tras un proceso de desarrollo de dos años, parece que a Bestard Boots le aguarda un prometedor futuro. “A largo plazo queremos crecer de forma orgánica. Vendemos la mayor parte de nuestra producción en el mercado español así que podemos crecer exportando nuestros productos”, comenta Gabriel.

Las posibilidades de hacer senderismo en Mallorca son tan diversas como los zapatos que fabrica Bestard Boots. Esta diversidad se refleja asimismo en su lema, que es adecuado no solamente para los senderistas sino para todos los viajeros: “Hasta donde tú quieras”. Si Gabriel se basara en esta máxima, se dirigiría por ejemplo al Barranc de Biniaraix, un barranco que se extiende desde el depósito de Cúber hasta el pueblo de Biniaraix. Esperanza recomienda hacer “Lluc a Peu”. De lo que no cabe duda es que para realizar travesías complicadas, necesitas un calzado resistente.

Fotos: Sara Savage

Contacto

Bestard Mountain Boots

C/ Estació 40-42, Lloseta

La Dra. Helen Cummins es una editora de estilo de vida y emprendedora de éxito, que ha vivido y trabajado en Palma de Mallorca durante los últimos 20 años. Lanzó abcMallorca.com en 2003 y a día de hoy se ha convertido en uno de los sitios web más visitados de la isla con más de 6 millones de visitas al año.

Su plataforma web helencummins.com es una recopilación de todo lo que valora desde que se mudó a la isla, creó abcMallorca.com y formó una idílica vida en Son Vida con su esposo Georg y su hija Eva.

Slow Luxury Living es la esencia del contenido de su web hc /, que tiene como objetivo inspirar a todos aquellos que quieren reducir la velocidad y apreciar el estilo de vida mediterráneo. Junto con su equipo editorial, Helen selecciona las empresas y los lugares que se adhieren al movimiento SLOW: sostenible, local, orgánico y hecho con amor.

Instagram