Serra de Tramuntana

The mountainous region along the west coast revered for its breath-taking natural beauty

Cycling in the Serra de Tramuntana

La Serra de Tramuntana discurre paralela a la costa noroeste de Mallorca y se extiende aproximadamente 90 kilómetros desde Andratx hasta el extremo más al norte del cabo Formentor. El espectacular paisaje montañoso está dominado por el pico más alto de la isla, el Puig Major y comprende numerosos pueblos con encanto y caseríos enclavados en sus valles. En 2011, la región fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: su paisaje en terrazas, su sistema de suministro de agua, granjas de piedra seca, huertos, jardines y olivares ilustran la integración cultural de la tecnología musulmana y las prácticas cristianas de cultivo de la tierra.

Un escenario ideal para todo tipo de actividades al aire libre, la Serra de Tramuntana atrae a amantes de la naturaleza y del deporte de todas partes del mundo para explorar sus majestuosas montañas, acantilados, bosques, calas y playas. Muchos artistas se han inspirado en los impresionantes alrededores y la zona ha recibido a una buena cantidad de famosos que buscan un lugar apartado y sereno para desconectar. Los residentes internacionales, principalmente de Alemania, Suecia, Austria, Suiza e Inglaterra, se sienten atraídos por la Serra de Tramuntana por su sensación única de ‘Mallorca real’ y su paisaje incomparable y la mayoría de las veces eligen establecerse en los deseados pueblos de Sóller, Deià, Valldemossa y Pollensa.

Bueno es saber sobre la Serra de Tramuntana

Idioma local

En los pueblos más pequeños, los vecinos tienden a hablar en catalán (o mallorquín, el dialecto local), sin embargo, el español (castellano) también se habla ampliamente. En los municipios más grandes y en las zonas más turísticas, también es habitual escuchar inglés, alemán y sueco.

Industria principal

Las localidades noroccidentales de Sóller, Deià y Valldemossa cuentan con el turismo como principal actividad económica, aunque también destaca el sector inmobiliario, la pesca y la agricultura, incluido el todavía activo comercio de cítricos de Sóller. En el noreste de Pollensa, el turismo es también el principal motor económico, junto con un creciente sector inmobiliario y los servicios relacionados con la pesca y el puerto deportivo contribuyen aunque en menor medida. Los pueblos rurales más pequeños se han centrado tradicionalmente en la agricultura, lo que sigue vigente hoy en día con la producción de aceite, aceitunas, vino y tomate de ramellet, así como en trabajos artesanos como el del tejidos de “llengos”.

Escuelas internacionales

La mayoría de los colegios internacionales están ubicados en o cerca de Palma, lo que puede ser un viaje más o menos viable dependiendo de en que parte de la Serra de Tramuntana residas. El norte de la isla tiene una opción, Myschool – Mallorca International School, para estudiantes de 3 a 18 años. Escola Global es generalmente la siguiente escuela internacional más cercana para muchas de las ubicaciones de la zona y se dirige a estudiantes de entre 2 y 16 años.

Transporte

Los autobuses y autocares TIB amarillos y rojos conectan los pueblos de la Serra de Tramuntana con Palma, sin embargo alquilar o comprar un coche permite una mayor accesibilidad y eficiencia para llegar a algunos de los destinos más remotos. Los taxis operan en toda la región y cada municipio tiene su propio servicio de taxi.

UN PARAISO PARA LOS CICLISTAS

Serra de Tramuntana Mallorca
Cycling in the Serra de Tramuntana

La Serra de Tramuntana combina un paisaje impresionante con buenas superficies de carreteras, un clima casi perfecto y una dosis aceptable de colinas desafiantes (pero no demasiado empinadas). La zona ofrece condiciones de ciclismo difíciles de encontrar. Entre todas las rutas posibles, seguro que encontrarás alguna que te guste, ya sea para un paseo relajado o una dura escalada.

DE PUERTO POLLENSA HASTA CAP DE FORMENTOR – 35km ida y vuelta

Dirígete al punto más al norte de Mallorca desde Port de Pollensa en este paseo panorámico junto al mar. Encontrarás muchas colinas y un poco de viento, pero el camino es suave (¡solo ten cuidado con las cabras rebeldes!). Para en el faro de Cap de Formentor, poéticamente conocido como el Finisterre mallorquín (o el fin de la tierra de Mallorca) para disfrutar de unas vistas impresionantes que han inspirado a muchos artistas a poner el lápiz sobre el papel o con el pincel. Este paseo suele clasificarse como una de las 20 mejores rutas ciclistas del mundo.

DE PUERTO DE SOLLER A VALLDEMOSSA POR EL COLL DE SÓLLER – 70km ida y vuelta

A lo largo de esta ruta disfrutarás de un paisaje de postal lo que en gran medida va restar valor al esfuerzo requerido en el difícil tramo de subida del Coll de Sóller. Considerada una «escalada obligada» para todos los ciclistas que visitan la isla, tiene más de 50 curvas cerradas, lo que hace que tanto el ascenso como el descenso sean memorables. Détente en Valldemossa para tomar un café y disfruta de un largo almuerzo con vistas a Port de Sóller a tu regreso.

DE ANDRATX AL PUERTO DE POLLENSA – 115km

Definida como una de las mejores rutas del mundo, el trayecto de Andratx a Port de Pollensa tiene todo lo que puedes desear. Pedalea por pueblos pintorescos pasando por terrazas de olivares centenarios, villas rústicas, paisajes montañosos, bosques y una costa cristalina. Aborda el Puig Major, la montaña más alta de la isla, y para a tomar algo en uno de los numerosos cafés de pueblo que se encuentran a lo largo del camino.

SA CALOBRA – 9.5km

Cualquiera que esté familiarizado con el ciclismo en Mallorca habrá oído hablar de la famosa Sa Calobra. Este ascenso de 9,5 km es conocido como el ascenso más duro de la isla, pero la recompensa en términos de paisaje es espectacular. Comienza cerca de la playa de Sa Calobra y sube hasta la cima del Coll dels Reis, donde pasarás en bicicleta por hermosos arcos de roca y cadenas montañosas. El primer kilómetro es bastante relajado pero pronto el desnivel aumenta al 6-8%. Los últimos tres kilómetros de la subida son algunos de los más empinados y expuestos, ¡así que prepárate para que haga mucho viento!

Consejos de HC:

  • “Después de un día ajetreado en bicicleta por la Serra de Tramuntana, no hay nada mejor que sentarse y ver la puesta de sol. El mirador de Sa Foradada entre Valldemossa y Deià es uno de los mejores miradores para poder ver la explosión de color frente al mar ”.
  • “Mis sábados por la mañana siempre son mejores en bicicleta. Levántate temprano por la mañana y disfruta de cualquiera de los excelentes cafés locales que encontrarás en el camino. En la Serra de Tramuntana me encanta hacer una parada en pequeños pueblos como Bunyola, Fornalutx y Banyalbufar ”.

Serra de Tramuntana in photos

Vive la Serra de Tramuntana

Puedes pasarte un encantador fin de semana examinando los pueblos pintorescos que forman la región, como Santa Maria del Camí, Esporles o Fornalutx (también conocido como ‘el pueblo más bonito de España’), pero como la Serra de Tramuntana es sinónimo de aventura al aire libre, el día perfecto por excelencia debe incluir una buena dosis de tiempo en plena naturaleza.

Una muy buena opción es optar por una excursión idílica que empiece con una reunión con amigos para tomar un café con leche en uno de bares ubicados en el paseo marítimo de Port Sóller. Antes de que el sol comience a subir demasiado alto, emprende una caminata como la de Cala Tuent, que durará alrededor de 5,5 horas. Admira el terreno a lo largo de antiguos caminos entre valles, olivos centenarios y granjas históricas. Disfruta la bajada hasta Balitx d’Avall, una finca rodeada de olivos, naranjos, limoneros, robles y pinos y apaga tu sed con un zumo de naranja recién exprimido en la propia finca. Un ascenso empinado fuera del valle hace que la sangre bombee, pero las impresionantes vistas a medida que continúas hasta que ves la playa de Cala Tuent son una recompensa perfecta . Haz una parada para refrescarte y relajarte en el agua clara de esta tranquila cala, que es una de las preferidas por los mallorquines debido a que está fuera de la ruta del autobús turístico, a diferencia de otros puntos vecinos como Sa Calobra y Torrent de Pareis.

Para un almuerzo delicioso y bien merecido, dirígete al restaurante Es Vergeret, donde podrás ver la cala resplandeciente desde arriba mientras disfrutas de marisco fresco, una paella o platos tradicionales mallorquines, todo regado con un vino local o sangría. Con la barriga llena opta por el ferry desde la cala de regreso a Port Sóller y disfruta de unas inmejorables vistas de la Tramuntana, esta vez desde el mar. Incluso puedes ver la gran águila pescadora cogiendo peces o anidando en el acantilado.

Restaurantes en la Serra de Tramuntana

Serra de Tramuntana Mallorca
Béns d’Avall Restaurant

Una de las mejores formas de admirar la belleza de la Serra de Tramuntana es desde el mirador de uno de los muchos restaurantes rústicos que se encuentran en esta zona. Hay algunos lugares fantásticos situados a lo largo de las rutas de senderismo, que ofrecen una parada en boxes perfecta o una recompensa bien merecida después de un día de esfuerzo. Es Verger, famoso por su tierna paleta de cordero asada a fuego lento, se alza en la ladera de la montaña del Puig de Alaró. Camina hasta el castillo de Alaró de antemano para abrir el apetito.

El restaurante Sa Foradada, que posiblemente sirve la mejor paella de la isla, solo es accesible en barco o a pie, pero vale la pena el esfuerzo por las impresionantes vistas al mar desde su posición elevada en el acantilado con vistas a la península.

En un camino de montaña cerca del monasterio de Lluc se encuentra Es Guix, un restaurante ubicado en un antiguo pabellón de caza con una reconocida carta de platos típicos de la gastronomía mallorquina. La piscina de agua de manantial natural se suma al entorno exuberante y salvaje, invitando a los comensales a darse un chapuzón después del ágape.

A lo largo de la Ruta de la Piedra Seca se encuentra el pintoresco pueblo de Deià. Camina o conduzca hasta la cala desde el pueblo y disfruta de una comida junto al mar en Ca’s Patro March. El marisco fresco está a la orden del día en este restaurante al aire libre encaramado en las rocas sobre esta cala de aguas cristalinas. Es Racó d’es Teix es para aquellos que aprecian la gastronomía y un servicio profesional. Los propietarios Josef y Leonor han puesto a Deià en el mapa de la cocina excepcional durante más de 20 años. El restaurante Sebastian es otra de nuestras recomendaciones si estás en Deià. Los propietarios Sebastian y Patricia, se han convertido en iconos del pueblo e incluso tienen su propio libro explicando cómo empezó el restaurante.

Inspirándose en la Serra de Tramuntana y enorgulleciéndose de utilizar productos de la tierra y el mar balear, el restaurante con estrella Michelin Béns d’Avall es un restaurante familiar ubicado cerca de Sóller que lleva ensalzando la cocina mallorquina desde 1971. Con espectaculares vistas des de su terraza y una comida y un servicio excepcionales, el precio es un poco más alto que en otros lugares más informales de la Serra de Tramuntana, pero ofrecen una experiencia que vale la pena disfrutar.

HC’s tips:

  • Béns d’Avall es personalmente mi restaurante favorito en Mallorca: la ubicación y la vista son espectaculares. La comida divina y la familia: ¡Cati, Benet y su hijo Jaume junto con su equipo hacen un trabajo increíble!

Hoteles en la Serra de Tramuntana

Serra de Tramuntana Mallorca
Belmond La Residencia

JUMEIRAH PORT SÓLLER HOTEL Y SPA

El lujo y el servicio hacen del Jumeirah uno de los mejores hoteles de la isla; sin embargo, son las vistas panorámicas de la bahía creciente de Sóller que se extiende hasta las majestuosas montañas de Tramuntana lo que realmente distinguen a este hotel. Disfruta de la vista desde una cama balinesa junto a la piscina infinita, y tendrás la sensación que cielo y mar son uno o disfruta del lujo con un tratamiento en su magnifico spa.

BELMOND LA RESIDENCIA

Ubicado entre las montañas y el mar en el pueblo de Deià, Belmond La Residencia ocupa un edificio del siglo XVI con más de 35 hectáreas de jardines con árboles cítricos y olivares. Esta propiedad se integra y potencia perfectamente el pueblo artístico en el que se encuentra, con hermosos muebles antiguos, una extensa colección de arte y un jardín de esculturas.

GRAN HOTEL SON NET

Esta finca del siglo XVII fue elegantemente convertida en un hotel boutique y ofrece lujo y exclusividad a sus huéspedes. Con vistas al pueblo de Puigpunyent con abrupta Serra de Tramuntana como telón de fondo, el Gran Hotel Son Net garantiza una escapada que se percibe como un escondite remoto pero que está a solo 20 minutos de la bulliciosa capital de Palma.

SON BRULL HOTEL & SPA

Antiguamente era un monasterio jesuita del siglo XVIII, Son Brull ha sido hábilmente rediseñado en un hotel boutique contemporáneo que aún conserva las características arquitectónicas originales. Ideal para una escapada romántica, esta propiedad familiar se encuentra en medio de un tranquilo entorno natural en uno de los extremos de la Serra de Tramuntana, no lejos del encantador pueblo de Pollensa.

EL HOTEL REAL HIDEAWAY, FORMENTOR

Como el único hotel en Formentor, A Royal Hideaway Hotel, es posiblemente el lugar más exclusivo para alojarse en Mallorca. Su hermosa ubicación, rodeada de bosques mediterráneos, ha atraído a celebridades de todo el mundo desde la década de 1920, incluidos el Dalai Lama y Audrey Hepburn. Si estás buscando la máxima privacidad, este es el hotel que sin duda más per recomendamos elegir. Su acceso directo a la playa de Formentor y su espesa cobertura de pinos de Tramuntana constituyen lugar apartado para alejarse y desconectar de todo.

Propiedades en la Serra de Tramuntana

Valldemossa (Living Blue)

Desde el suroeste hasta el noreste, cada uno de los municipios y pueblecitos que nos encontramos a lo largo de la Serra de Tramuntana tiene un encanto único y auténtico con casas centenarias, casas de pueblo y fincas. Aunque estos pequeños pueblos ofrecen aislamiento y una belleza impresionante, los compradores internacionales tienden a encontrar que los pueblos menos escondidos presentan oportunidades más atractivas para la inversión inmobiliaria debido a la accesibilidad, los tipos de propiedades disponibles y además su comunidad más cosmopolita.

Los nuevos residentes se decantan predominantemente hacia las prestigiosas localidades de Deià, Valldemossa y Sóller en el noroeste, Andratx en el suroeste y Pollensa en el norte. Un grado de exclusividad hace que estas zonas estén entre las más buscadas de la isla, ofreciendo propiedades de lujo con vistas panorámicas de la montaña y el mar. Como tales, estas no son áreas en las que sea habitual encontrar gangas inmobiliarias. Deià es sin duda la opción más cara, con un precio medio de 3,5 millones de euros. Sin embargo, todavía es posible encontrar propiedades a precios más razonables en Sóller, Pollensa y sus puertos, con pequeños apartamento por algo más de 150.000 €.

En los sinuosos caminos hacia las afueras de estos pueblos se pueden encontrar impresionantes fincas rústicas ubicadas a lo largo de la ladera de la montaña. Estas grandes propiedades y fincas independientes a menudo tienen extensos jardines, o incluso un viñedo, olivar o manantial natural. Los precios de entrada suelen empezar sobre los 600.000 euros y hasta 20 millones de euros si lo que buscas es una gran casa y abundante terreno.

negocios y trabajo en la Serra de Tramuntana

Serra de Tramuntana Mallorca
Agroturismo Son Viscos

Residir en la Serra de Tramuntana significa sin duda volver a un ritmo de vida más pausado y escapar de los bullicios de las grandes ciudades. Gran parte de la comunidad de residentes internacionales elige esta zona tranquila de la isla como base para gestionar sus negocios de forma remota gracias a la buena conectividad global y al Internet de alta velocidad. Para aquellos que buscan encontrar trabajo en la zona, las oportunidades laborales suelen estar ligadas al mundo de la hostelería y el turismo durante los meses más cálidos, principalmente en los pueblos que disponen de puerto y que cuentan con una gran afluencia de turismo, así como en Valldemossa y Deià. Las empresas de alquiler de barcos, el alquiler vacacional y los servicios relacionados con el cuidado de las propiedades y los restaurantes y bares, requieren trabajadores estacionales. Durante el invierno, encontrar aquí un trabajo es mucho más difícil, aunque el senderismo, el ciclismo y los deportes de aventura realmente aumentan a medida que las temperaturas bajan, por lo que aquellos que tengan habilidades en actividades de ocio al aire libre aún pueden tener una buen oportunidad gracias a este tipo de turismo.

El floreciente mercado inmobiliario en toda la región ha aumentado el trabajo para los agentes y las empresas relacionadas con la propiedad y aquellos con varios idiomas pueden tener grandes oportunidades en este sector. La belleza y el paisaje natural de la Serra de Tramuntana han hecho que los diversos pueblos sean cada vez más populares entre las empresas del sector del bienestar, realizando retiros y eventos holísticos en villas privadas y hoteles boutique, así como clases de yoga y de terapias alternativas. El agroturismo está especialmente en crecimiento, presentando una oportunidad para proporcionar alojamiento rústico y experiencias prácticas que se focalizan en “la vuelta a lo básico”. Puede valer la pena tenerlo en consideración si encuentras una encantadora finca rural con algo de tierra y animales que cuidar.

Empresas recomendadas en la Serra de Tramuntana

Gente: Vecinos y celebridades

Sr Richard Branson

Los residentes de la Serra de Tramuntana están formados por una mezcla de vecinos autóctonos y nuevos residentes internacionales que desean dar un paso atrás y disfrutar de la autenticidad y la belleza natural de esta región. El paisaje y la serenidad también atraen a grandes emprendedores y artistas, ya sea para pasar unas vacaciones aislados del bullicio turístico o para establecer aquí su residencia permanente.

Michael Douglas ha frecuentado la isla desde la década de los 80, comprando una propiedad de lujo cerca de Valldemossa, donde pasa tiempo todos los veranos con su esposa, la actriz Catherine Zeta-Jones. Deià es probablemente el pueblo más popular entre las celebridades. El bajista de The Clash, Paul Simon, es dueño de una casa allí, Sienna Miller es una visitante habitual y es habitual ver paseando en verano las amigas Alexa Chung y Pixie Geldof. Una vez propiedad del magnate inglés Sir Richard Branson, La Residencia es el exclusivo hotel de lujo de Deià preferido por las estrellas que nos visitan. A lo largo de los años su lista de huéspedes incluye desde Sting, a la princesa Diana, Pierce Brosnan pasando por Robbie Williams, Paris Hilton, Gwyneth Paltrow hasta Kate Moss, por nombrar solo algunos.

Richard Brandson compró de nuevo una propiedad en la región en 2016: la finca de lujo de Son Bunyola en Esporles, compuesta por tres magníficas villas. Esporles también ha acogido a Michelle Obama, que hizo de una típica finca mallorquina su campamento base durante unas vacaciones y fue vista caminando por la zona y visitando Port de Sóller. Annie Lennox, del dúo pop The Eurythmics, pasa buena parte del año en su casa cerca de Sóller, y más al norte, en Pollensa, es actor Tom Hiddleston suele pasar sus vacaciones.

En resumen

Por encima de todo, la Serra de Tramuntana ofrece una espectacular belleza natural en cada rincón con una mezcla ideal de montañas, mar y bosque así como una gran riqueza de patrimonio cultural, histórico y gastronómico. Ya sea en bicicleta, haciendo senderismo o disfrutando de una comida tradicional mallorquina en un restaurante rústico junto a un acantilado, las vistas del paisaje siempre son mágicas. Debido a las estrictas normas urbanísticas, las propiedades de la región conservan un auténtico encanto y un marcado carácter mallorquín. Ya sea que elijas vivir en uno de los pueblos junto al puerto o en un pueblo rural en lo alto de las montañas, comprar una propiedad aquí te asegurará estar completamente inmerso en el estilo de vida mediterráneo.