Salir de noche por… Santa Catalina

Ábrete paso en la pista de baile; la mejor noche de Palma está aquí

Si miráramos Palma desde lo alto, veríamos solo un lugar emanando un tono centelleante a medida que el atardecer da paso a la noche: Santa Catalina. Empieza tu velada en un estupendo bar de azotea con bonitas vistas a la bahía y descorcha una botella de champán. Lo que sucede luego está explicado a continuación; con nuestras recomendaciones, tu noche de oro en Santa Catalina está preparada, desde la primera copa hasta el amanecer del día siguiente.

7. La Demence/La Luna

Es el único sitio en el que deberías estar si lo que quieres es bailar. Detrás de los molinos de Es Jonquet, su música es contemporánea y no para hasta que sale el sol. Hay áreas VIP donde se pueden adquirir botellas de alcohol y, para los grupos grandes, la relación calidad-precio es excelente. Cada día de la semana es diferente, con sesiones electrónicas, de ‘hard-core’ y noches temáticas ‘indie’.

6. Idem

Con un exterior oscuro e inquietante, hay algo que atrae a la gente a Idem, una sensación un poco intimidante aunque irresistible. Hay espacio VIP en el fondo del local; es pequeño pero íntimo y adecuado para charlar. Lugareños de toda procedencia se congregan a menudo aquí hasta la madrugada, hasta que llega la llamada “hora bruja”.

5. Lab

Favorito destacado entre la gente de la náutica, lleva ya varios años sirviendo copas que tienen un toque diferente. Ofrece una amplia gama de cócteles y su larga carta de ginebras es fantástica. El interior puede llegar a abarrotarse, pero el bullicio es siempre positivo y, si llegas pronto y coges sitio en uno de los sofás de estilo retro, estarás en el lugar perfecto para observar al personal.

4. Es Baluard

El bar de este museo es frecuentado tanto por la población local y los residentes extranjeros como por los turistas. En pleno verano son muchos los que saborean tranquilamente un Aperol Spritz en la terraza. A medida que el sol se pone sobre la bahía, la música de inspiración ibicenca del DJ del local empieza a sonar; no para hasta mucho más tarde, así que coge sitio, relájate y déjate llevar por el ambiente.

3. Neo

A menudo se dice que este es el único lugar de Palma donde se puede degustar un Espresso Martini. Sus propietarios, que abrieron primero en el casco antiguo, han logrado que el bar de Santa Catalina esté a la altura de su hermano mayor. El ambiente es relajado, pero la actividad tras la barra es intensa, con cocteleras lanzadas al aire y alcohol servido desde las alturas.

2. Lisboa

El delicioso Lisboa marca una cierta diferencia en el panorama de Santa Catalina. Si no sabías de él, se te perdona que lo pases por alto. Pero ten en cuenta que ofrece buen entretenimiento y mucha música en directo. Desde guitarra acústica a ‘fusion jazz’, siempre hay algo que te hará llevar el ritmo con los pies.

1. Terraza de la azotea del Cuba

Antiguo puesto de vigilancia del contrabando, hoy alberga un bar superestiloso con increíbles vistas y unos cócteles que están entre los mejores de la isla. Compartirás la experiencia con capitanes, celebridades y la bella reina Silvia de Suecia. Solo recuerda que el espacio es limitado y que en verano igual tienes que hacer cola.

Santa Catalina te lo pone muy a mano para que puedas experimentar la auténtica noche palmesana sin tener que desplazarte de un lugar a otro. Puedes estar saboreando el azúcar del borde de tu copa en el Cuba y en un momento plantarte en la zona VIP del Idem. La proximidad al paseo marítimo hace que la gente que sale por Santa Catalina sea siempre diferente. Con la llegada de otro superyate a la bahía de Palma, un nuevo grupo de tripulantes y celebridades desembarca en Santa Catalina para vivir una noche de brillo y glamur.