Por qué los nómadas digitales eligen Mallorca

Los nómadas digitales ya constituyen una proporción importante de los compradores y arrendatarios de propiedades en Mallorca.

Digital nomads Mallorca

Cuando Europa empezó a trabajar desde casa en marzo de 2020, a las empresas se les encendió la bombilla. Quedó claro que Zoom era suficiente y que las personas podían trabajar en su propio espacio sin intromisiones. Se eliminó el tener que coger un vuelo para una reunión de trabajo de tres horas y la gente empezó a sentirse más cómoda en casa. Ahora, este movimiento está teniendo una influencia directa en el mercado inmobiliario de Mallorca. La gente de entornos digitales está encontrando aquí un santuario, eligiendo salir de ciudades como Londres y Berlín para llevar una vida más tranquila en el Mediterráneo. La pregunta es, aparte del sol y el entorno, ¿puede la isla proporcionar a estos nuevos residentes tecnológicos todo lo que necesitan?

Una gran conexión

Una de las cosas en las que ha mejorado Mallorca en los últimos años es su conectividad. Hoy en día, el 4G está totalmente implementado (especialmente Palma) y hay muchos cafés y restaurantes estupendos con Wi-Fi gratuito. Una conexión a Internet fiable significa que los nómadas digitales pueden obtener la red de alta velocidad que necesitan mientras trabajan en una cálida y soleada terraza. El propietario de Datademia.es, Sebastián Tunnell González, está de acuerdo.

“Yo trabajo únicamente con mi conexión telefónica 4G y ni siquiera tengo WIFI en casa desde donde hago la mayor parte de mi trabajo hoy en día. Todas mis reuniones las hago a través de vídeo lammada. Creo que las reuniones presenciales son cosa del pasado, la pandemia lo ha demostrado”.

Aunque, para hacer conexiones empresariales locales en Mallorca, a veces es necesario tener un lugar físico. Para satisfacer esta necesidad, Mallorca ha respondido a lo largo de los años con la creación de una serie de geniales espacios de co-working donde las mentes internacionales pueden reunirse. Entre los más populares se encuentran la Fábrica Ramis en Inca, Somos Studios en Alaró y The Hub en Santa Catalina.

Digital nomads Mallorca

Un refugio seguro para la inversion

Según los agentes inmobiliarios Engel and Völkers, el precio medio de las propiedades vendidas en 2020 ha subido a 1,6 millones de euros (1,5 millones en 2019). A pesar de las restricciones de viaje, el interés por comprar una propiedad en Mallorca se ha mantenido estable con un aumento del 66 % en las consultas de clientes online. Para compradores que buscan un lugar seguro para invertir, la isla ha demostrado su estabilidad durante la recesión económica. Los áticos en primera línea de playa y los apartamentos con balcón se encuentran entre las opciones más populares de propiedades para vender (especialmente en la zona del Portixol). Esto no sorprende, dada su proximidad a Palma y su aeropuerto internacional. Los nómadas digitales pueden tenerlo todo, sin la preocupación de una inversión inestable. Su dinero está seguro, pueden vivir en una mejor ubicación y, cuando lo necesiten, coger un vuelo internacional facilmente.

Aparte de una conexión a Internet estable y un mercado inmobiliario boyante, el estilo de vida saludable es lo que realmente interesa a los empresarios y profesionales digitales. Mientras que en el norte de Europa no deja de llover durante semanas, Mallorca ofrece 300 días de sol, comida mediterránea saludable y aire más fresco. Aunque la isla no esté tan avanzada como ciudades como Barcelona, Sebastián cree que Mallorca cumple en otros aspectos. “Puede que no sea imparcial, ya que crecí aquí, pero Mallorca tiene la mezcla perfecta de buen clima, vida urbana, montañas, campo y playas. Después del trabajo es muy fácil relajarse y desconectar”.

Mallorca facilita a los nómadas digitales el equilibrio entre el trabajo y el ocio, reduciendo las posibilidades de agotamiento y estrés. Un emprendedor digital atareado que antes vivía en un adosado en Londres puede ahora estirar las piernas en un balcón con vistas al mar. Puede tomarse un café frente a su ordenador portátil listo para trabajar – satisfecho de estar disfrutando de una vida digital saludable y más feliz.

Photos by Sara Savage