Conoce a Marga Rotger, diseñadora de interiores

La diseñadora mallorquina comparte su arte

Según Marga Rotger, un trabajo bien hecho debería durar toda la vida. Esta diseñadora de Inca aprecia el estilo y la calidad, como así se refleja en su buen gusto para los coches. Separado de su oficina por un panel de vidrio se encuentra un Mercedes 190 SL de 1957, el coche favorito de iconos como Grace Kelly.

Marga y su padre también poseen un Graham Paige de 85 años, construido en madera y en perfectas condiciones. “Como diseñadora siempre me he basado un poco en estos coches”, comenta Marga, de 42 años, transmitiendo la idea de que sus proyectos aspiran a aguantar el paso del tiempo sin pasar de moda.

El sello distintivo de esta diseñadora es la utilización de materiales nobles auténticos como piedra, mármol, cemento pulido, hierro ennegrecido y madera ligeramente “imperfecta” con pequeños hoyos. Combina estos materiales con colores vivos como el verde, el azul y el blanco para crear un estilo mediterráneo armónico. Además de su predilección por el diseño moderno atemporal, Marga Rotger también siente verdadera pasión por los lugares y su historia.

El restaurante La Parada, en Palma, ubicado en una antigua estación de tren y que cuenta con una antigua taquilla y sala de espera en la Plaça d´Espanya, evoca constantemente la historia del edificio. Los extractores situados encima del bar recuerdan a la parte frontal de una vieja locomotora, el patrón negro y blanco del suelo combina con la mantelería y el aparador tiene la forma de una vaca porque en aquellos tiempos se transportaba a los animales desde esta estación.

“Para que los clientes se sientan cómodos en un restaurante, la disposición tiene que ser adecuada”, explica Marga. Esta es la razón que explica su inclinación por diseñar diversos comedores utilizando diferentes estilos, como en el Voss Urban Bistro en Puerto de Pollensa, que acaba de abrir sus puertas. A partir del papel pintado con pájaros exóticos se eligieron los colores del restaurante.

Marga combinó los asientos en azul y turquesa con materiales en colores naturales y cálidos, como taburetes en piel, sillas de bambú y mesas de madera, añadiendo luz indirecta. Para la diseñadora la luz siempre juega un papel muy importante y la dirige gracias a la ayuda de espejos, expandiendo así el espacio. “Cuando diseño un lugar, la prioridad es la funcionalidad, a la que sigue la estética”, afirma Marga. Estudió en la Escuela Superior de Diseño en Palma así como en el Istituto Europeo di Design en Milán y trabajó en varias tiendas de muebles en Mallorca antes de abrir su propio negocio hace 12 años.

Cada proyecto cuenta con el toque personal de Marga y para afianzar su marca encarga muebles en la isla de acuerdo con su propia visión, como aparadores, bancos o cabeceros, en vez de pedirlos a través de un catálogo. Por ejemplo, gracias a artesanas de Capdepera, ha diseñado cojines, taburetes y pantallas a partir de cuerdas de palmito, típicas de Mallorca, que en la actualidad se utilizan como decoración en hoteles rurales como el Hotel Predi Son Jaumell en Capdepera.

El diseño de hoteles urbanos como el galardonado Nakar Hotel en Palma, inaugurado en 2016, es un poco más sobrio, con líneas rectas y sin ornamentos. En la recepción los materiales naturales como el roble y la piedra combinados con el hierro y el vidrio lacados en negro proporcionan una atmósfera cálida. La luz indirecta tiene como objetivo contribuir a la sensación de relax. Las habitaciones también están decoradas en colores neutros y la utilización selectiva del negro (en mesitas de noche, colchas y en la bañera independiente) aporta al mobiliario un toque de elegancia. Para el nuevo Hotel Protur Naisa, situado en la antigua residencia militar en el Paseo Mallorca de Palma, Marga Rotger pretende instalar baños abiertos que se pueden ocultar gracias a una estructura móvil realizada a partir de cañas de bambú.

A Marga le gustan las cosas sencillas y contemporáneas incluso en su propio hogar. El parquet en roble, las puertas blancas y las ventanas de madera definen el marco en el que destacan muebles nobles y funcionales. En verano decora su casa con materiales naturales y luminosos como el lino y el algodón, mientras que para el invierno elige tonos más oscuros y pieles. Su recomendación para los amantes del interiorismo es colocar los muebles, lámparas y cuadros de la casa de forma diferente, en vez de adquirir inmediatamente objetos nuevos. El resultado puede ser asombroso. Otro truco de la experta en interiores: “Nunca deben faltar las plantas, aportan naturalidad a los espacios y nos permiten sentirnos cómodos inmediatamente”, comenta Marga Rotger.  

Fotos: Sara Savage y Gori Salvà

Address details

Marga Rotger

Avinguda Jaume II, 11, Inca