Banyalbufar

UN IMPRESIONANTE PUEBLO DE MONTAÑA EN LA COSTA OESTE CON EL VINO COMO RAÍZ HISTÓRICA.

Banyalbufar

El nombre histórico Banyalbufar se traduce en inglés como «fundado por el mar», y con razón, ya que este pueblo rezuma tranquilidad costera. Las serpenteantes curvas cerradas de las carreteras de la Tramuntana hacia este enclave protegido de la costa oeste, las laderas escalonadas y las espectaculares paredes rocosas son características esenciales. En el siglo X, los moriscos construyeron alrededor de 2000 casas y un sistema de riego en las laderas de las montañas, principalmente para las vides de Malvasia. Se trata de una de las variedades de uva blanca más antiguas que se cultiva en el Mediterráneo desde la antigüedad. Hoy en día, el pueblo sigue siendo pequeño y compacto, con pequeñas callejuelas sinuosas que conducen a impresionantes propiedades con vistas al mar. Si estás buscando comprar una propiedad en Banyalbufar y quieres vistas despejadas e interrumpidas al mar, no te sentirás decepcionado.

Con Esporles y la playa de piedra de Port des Canonge cerca, Banyalbufar atrae a residentes internacionales que compran segundas residencias y desean desconectar en un lugar que no esté masificado con nuevas construcciones. Dado que se trata de un punto protegido por la UNESCO, Banyalbufar se mantiene pacíficamente atrapado en el tiempo.

En verano, el pueblo incrementa sus visitas por aquellos que vienen a caminar, montar en bicicleta y a pasar sus días en la playa. Es uno de los pueblos de montaña más pequeños de Mallorca, por lo que la mayor parte del año hay poco movimiento. Es pintoresco y tranquilo, ideal para aquellos buscan retirarse a las montañas y encontrar la paz cerca del mar.

Bueno es saber sobre Banyalbufar

Idioma local

El catalán es cooficial con el castellano, ambos reconocidos como lenguas oficiales. El inglés y el alemán no se hablan mucho entre la comunidad local.

Industria principal / Comercio

Banyalbufar cuenta con no menos de 2000 terrazas montañosas, que se dedican exclusivamente a la agricultura. Desde la época de los moriscos se cultivaron viñedos para la elaboración de uva Malvasía. El municipio también es conocido por la pesca que se lleva a cabo en Port des Canonge.

Escuelas internacionales

Escola Global es el colegio internacional más cercano y se pueden cursar desde infantil hasta secundaria. Para los alumnos de secundaria, hay seis reconocidas escuelas internacionales ubicadas más cerca de Palma, incluida la escuela Green Valley cerca Son Vida.

Distancia

35 minutos en coche del aeropuerto
40 minutos en coche del centro de Palma
15 minutos en coche de Esporles
30 minutos en coche del hospital Son Espases

Transporte

Autobús: Desde el aeropuerto de Palma, toma el autobús EMT número 1 hasta la Plaza España de Palma. Luego puedes tomar el autobús TIB número 200 desde la estación de autobuses que hace la ruta entre Palma y Banyalbufar, Esporles y Estellencs.
Estacionamiento: Tenga en cuenta que el pueblo no cuenta con mucho espacio para aparcar. Sin embargo, encontrarás un parking público cruzando la calle principal y cuesta arriba pasando el restaurante Son Tomàs.
Taxi: No hay parada de taxi en el pueblo, pero puedes llamar directamente al servicio de Taxi Esporles al +34 665 82 30 23.

Bodegas Son Vives

Son Vives

¿Hay mejor manera de relajarse el fin de semana que saboreando un vino blanco Malvasia con impresionantes vistas al mar? Sin duda fue un plan lo suficientemente bueno para los reyes de Aragón, que lo exportaron a España en el siglo XVI. No solo eso, podrás escuchar a un maestro en enología, Antonio Darder, dando una calurosa bienvenida a los visitantes a su viñedo, Bodega Son Vives, a las afueras del pueblo.

Este lugar es mágico, sobre todo cuando el sol se pone sobre el mar. La finca cubre tres hectáreas de viñedos que albergan vinos con un sabor distintivo. Habiendo estado expuesto al aire del mar, el viento crea una fina capa de sal en las uvas a medida que maduran. Antonio tiene un bar de vinos y una tienda en el lugar y explica la historia de la elaboración del vino en el pueblo, incluidas las plagas y otros desafíos que dieron forma al Banyalbufar que es hoy. En los últimos años, el trabajo duro y la pasión han propiciado afortunadamente la reintroducción de las vides tradicionales de Malvasia y la elaboración de vino en el pueblo.

Recomendaciones de HC:

  • «En primavera o principios de otoño, es una buena época para ir de excursión a Estellencs desde el pueblo, a través del Cami des Rafal, se tarda unas 2 horas y 30 minutos».
  • «A mi familia le encanta darse un chapuzón en las aguas rocosas y turquesas de Cala Banyalbufar, que no suele estar muy concurrida».
  • «Disfruta de un corto paseo conduce hasta la bodega C’an Pico dentro de un hermoso pabellón mediterráneo en la cima de un acantilado y compra una botella de vino Malvasia».

Banyalbufar en fotos

Disfruta de Banyalbufar

Las actividades al aire libre forman parte del día a día de la vida en Banyalbufar, con una variedad de deportes que va desde natación en el mar, deportes acuáticos, hasta senderismo y ciclismo. Durante el fin de semana, puedes tomar un café en el encantador Café Es Trast antes de dar un breve paseo hasta la playa de S’Arenal en Cala Banyalbufar, con su característico telón de fondo vertical y tonos turquesas. La zona también es famosa por el senderismo y desde el pueblo hay muchas señales para los excursionistas. La Volta des General de 9 km desde el pueblo hasta el cercano Port des Canonge es un paseo recomendado y apto para familias con niños. La caminata más popular es la Ruta del Cartero de Banyalbufar a Esporles, que forma parte del GR221 y ofrece algunas de las mejores vistas del paisaje con manantiales naturales, bosques y vistas al mar. Con un terreno con gran pendiente, Banyalbufar es un lugar popular para que los ciclistas hagan una parada en boxes para tomar un café o una caña. Una de las rutas más impresionantes es la que bordea la costa hacia Andratx por Estellencs. Aquí encontrarás carreteras sinuosas, subidas empinadas y descensos bruscos.

Eventos en Banyalbufar

FIRA GASTRONÓMUSICAL

La feria gastronómica anual que celebra aquí los dos productos básicos: el vino Malvasia y los tomates de ramallet de cultivo local. La feria combina puestos de tapas con música en directo y se celebra en el mes de julio.

NATIVIDAD DE LA VIRGEN

La Natividad de María es una celebración cristiana que conmemora el nacimiento de María, la madre de Jesús, el 8 de septiembre. Se trata de un festival polifacético que incluye actuaciones religiosas, obras de teatro, conciertos, cine y actividades para niños.

 

FIRA DOLÇA

En la cercana localidad de Esporles hay un importante evento anual llamado «Fira Dolça» en honor a los mejores productos de pastelería de la isla. La música local y los mercados artesanales se unen en la Plaza del Ayuntamiento y en la calle principal. Este festival de un día se lleva a cabo alrededor del 4 de octubre y encontrarás productos dulces, demostraciones de horneado y cocina.

COPA DE POLO ENGEL & VOLKERS

En la hermosa finca de Son Coll, a 22 minutos en coche de Banyalbufar, se celebra la Engel & Völkers Polo Cup anual en agosto. El prestigioso torneo benéfico de polo se lleva a cabo desde 2008 y ha recibido alrededor de 500 asistentes durante los dos días que dura el torneo.

Restaurantes en Banyalbufar

1661 Cuina de Banayalbufar

Con una amplia oferta de restaurantes tradicionales mallorquines en el pueblo, no hay posibilidad de quedarse con hambre en Banyalbufar. Para una experiencia boutique, dirígete al restaurante y hotel Son Borguny, a pocos pasos de la calle principal. Aquí encontrarás una bonita terraza, vistas al mar y un menú mediterráneo fresco. Las carreteras circundantes son poco transitadas con coches, lo que significa que es un lugar tranquilo y silencioso.

Si lo que buscas es marisco, Can Toni, en el vecino Port des Canonge, es un gran lugar para almorzar o como parada en boxes durante una caminata o una salida en bicicleta. Aunque este restaurante no tiene vistas al mar, es muy recomendable por su lubina fresca y calamares a la plancha regados con una copa del mejor vino Malvasia de Banyalbufar.

En el centro del pueblo, encontramos el encantador restaurante 1661 Cuina de Banayalbufar que sirve cocina mediterránea casera y saludable. Su menú del día vale la pena y generalmente incluye un plato de pescado de la zona. Por dentro su decoración es típicamente mallorquina, con la tradicional «tela de lenguas» que se usa en todos sus muebles debajo de las vigas rústicas.

Recomendaciones de HC:

  • «Cuando se te abra el apetito para el almuerzo, la pierna de cordero lechal en el hermoso restaurante Son Borguny es uno de los favoritos entre los vecinos y residentes».
  • “Para disfrutar de la vida del pueblo y de una cena clásica, recomiendo el servicio cordial en 1661 Cuina de Banayalbufar. La propietaria, Julia Burgul, te hace sentir realmente como en casa «.
  • «Si te apetece una paella, Can Toni en Port des Canonge da en el blanco»

Hoteles en Banyalbufar

Hotel Bellavista

Hay una serie de pequeños hoteles repartidos por Banyalbufar y sus alrededores, como el boutique Hotel Son Borguny, pero para mayor exclusividad, hay agroturismos en los municipios cercanos de Esporles y en Son Bunyola de Richard Branson.

SON BUNYOLA

En el mensaje de bienvenida del sitio web de Son Bunyola, Branson afirma que sus tres villas privadas en Son Bunyola son su refugio mallorquín favorito, a solo 15 minutos en coche de Banyalbufar. Los huéspedes pueden disfrutar de la impresionante belleza del Mediterráneo desde la tranquilidad de una villa privada. Esta vasta finca cubre 680 hectáreas de paisaje montañoso e incluye tres villas, que se pueden alquilar cada una exclusivamente durante todo el año.

AGROTURISMO SON GALCERAN

A 20 minutos en coche del pueblo de Banyalbufar, este agroturismo se encuentra en una finca del siglo XVIII con una gran piscina y exuberantes vistas al valle. Sin duda un lugar tranquilo donde uno puede relajarse, rodeado de naturaleza. Hay tres tipos de habitaciones dobles así como un apartamento, todos decorados con un estilo clásico mallorquín.

Propiedades en Banyalbufar

La oferta inmobiliaria aquí suele ser elegante y bien mantenida tanto en el centro del pueblo como en las laderas circundantes. Los precios de la vivienda en la zona son sensiblemente inferiores a los de otros prestigiosos pueblos de montaña como Deià.

En el centro son comunes las auténticas casas de piedra que tienen mucho carácter, impresionantes vistas al mar y a la montaña, muchas de las cuales han sido renovadas en los últimos diez años. Además, se han construido nuevos pisos en el pueblo, pero dadas las estrictas normativas estéticas son réplicas de la arquitectura tradicional. En las afueras, hay impresionantes casas de campo construidas en la ladera de la montaña. Varios de estos chalés y villas se construyeron durante los años 70 y 80, también siguiendo el mismo estilo mediterráneo. Estas propiedades se complementan con fincas con vistas panorámicas, sus propios olivares y manantiales naturales.

Negocios y trabajo en Banyalbufar

Banyalbufar

El terreno de la zona que rodea el pueblo es magnífico para el cultivo de viñedos, tomates y olivos y hoy en día, Banyalbufar goza de una gran reputación por su viticultura. Uno de los dos viñedos principales es Son Vives dirigido por Antonio Darder, que tiene un terreno en el pueblo y otras dos parcelas para la elaboración de vino tinto.

C’an Pico es otra bodega familiar en Banyalbufar. Sus viñedos están divididos en cuatro parcelas, plantadas en terrazas frente al mar. La Cooperativa Malvasia de Banyalbufar es la principal cooperativa de vinos que se ubica en la calle principal. Aparte de la agricultura, hay numerosos restaurantes en el pueblo y tres hoteles. Como otros pueblos de montaña de Mallorca, como los cercanos Valldemossa y Deià, el trabajo en Banyalbufar es limitado. Quienes invierten en propiedades en el pueblo suelen hacerlo para comprar una casa de vacaciones. Estos residentes suelen pasar en el pueblo varios meses para descansar y luego regresan a su trabajo en países como Inglaterra, Alemania o Estados Unidos. Si no es así y viven en el pueblo durante todo el año, la mayoría de los residentes tienden a trabajar de forma remota. También es posible que realicen viajes internacionales periódicamente a sus países de origen saliendo desde el aeropuerto de Palma. Sin embargo, vivir en Banyalbufar y desplazarse regularmente a Palma no es lo más común dado el tiempo de conducción y las carreteras estrechas y sinuosas.

Lista de empresas de confianza en Banyalbufar

  • HOTEL & RESTAURANT SON BORGUNY
  • RESTAURANT 1661 CUINA DE BANYALBUFAR
  • SON VIVES WINERY
  • C’AN PICO WINERY
  • COOPERATIVA MALVASIA DE BANYALBUFAR
  • BELLAVISTA CAFÉ & RESTAURANT
  • ES TRAST CAFÉ

Gente: Vecinos y famosos

Christian Völkers

La comunidad de Banyalbufar se caracteriza por la apreciación de la naturaleza. La zona atrae a numerosos compradores de propiedades de países Escandinavos, Austria, Suiza, Alemania y Gran Bretaña que se enamoran del encanto del pueblo. Varios propietarios aquí han elegido Banyalbufar como una escapada saludable del ajetreo cotidiano, un lugar para desestresarse de la vida de la ciudad. Por lo tanto, es fácil ver por qué la zona atrae a personas que buscan algo de privacidad, ya sea lejos de la vista del público o de trabajos en altas esferas. La comunidad se caracteriza por una tranquila serenidad y el pueblo es mucho menos visitado por el turismo que los cercanas municipios de Sóller o Deià. Perfecto para famosos que quieran vivir en Mallorca sin llamar la atención.

Richard Branson es propietario de la cercana finca de Son Bunyola, que incluye tres villas privadas disponibles para alquilar: Son Balagueret, Sa Terra Rotja y Sa Punta de D’Aguila. Desde que se comenta que Michelle Obama se quedó allí, la zona alrededor de Banyalbufar es un lugar de moda entre las celebridades. Banyalbufar, no es un lugar especialmente conocido por ser el hogar de caras famosas, pero en el vecino Port des Canonge tiene su finca el director ejecutivo de Engel y Volkers, Christian Volkers.

Resumen

Banyalbufar se encuentra en las hermosas montañas de Tramuntana, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, combinadas con vistas al mar y playas, perfectas para los amantes de la naturaleza y aquellos interesados en el vino y alejarse de todo. El pueblo es un lugar tranquilo, con varios cafés y restaurantes, un pequeño número de hoteles, pero hay que tener en cuenta que no hay supermercados. Durante el verano abundan los turistas internacionales, pero a medida que avanza el invierno se convierte en un lugar más tranquilo. Desde el centro del pueblo hasta las afueras podemos encontrar una comunidad multinacional de propietarios, muchos de los cuales disfrutan de escapadas a las montañas o de un baño en una de las calas cercanas a la puerta de su casa.